PRIMER DÍA DEL AÑO

Como no sólo de cine y teatro vive el hombre y  -no importa  qué edad tengas, ni dónde vivas, ni cuán crédulo o agnóstico puedas ser- siempre  un nuevo año  es una página en blanco que renueva las esperanzas o los proyectos,  aquí les dejo mi modesto mensaje de Año Nuevo en la forma de un poema que, lamanteblemente, no he escrito yo.

  • La vida empieza
    donde uno quiere que empiece,
    donde alguien es capaz de crear una forma
    … O donde alguien es capaz de dejarse crear por una forma.

    Pero antes de adiestrar las manos
    para crear una forma
    o para abrirse a ella,
    hay que enseñarles a crear el espacio
    para esa forma.

    La vida también termina
    donde uno quiere que termine,
    donde alguien es capaz de borrar una forma
    o de anular un espacio.

    O donde alguien es capaz
    de dejarse borrar por la imposibilidad de una forma.

    «Sexta Poesía Vertical», Roberto Juarroz