CINE: MISION IMPOSIBLE -PROTOCOLO FANTASMA

COMO SIEMPRE, PERO MEJOR

Esta es la cuarta película de la saga protagonizada por Tom Cruise. Luego de Misión: Imposible (Brian de Palma, 1996), Misión: Imposible II (John Woo, 2000) y Misión: Imposible III (J.J. Abrams, 2006) llega esta nueva entrega acompañada de una nutrida publicidad y con gran presencia en los cines (con 125 copias en 35 mm y 22 copias digitales 2D en la semana de su estreno lo imposible es no dar con ella en cualquier sala y a cualquier hora). La dirección está a cargo de Brad Bird, realizador que proviene de la animación. Sus anteriores films El gigante de hierro (1999), Los Increíbles (2004) y Ratatouille (2007) tuvieron una excelente recepción por parte de la crítica y había gran expectativa por conocer el resultado de su primer trabajo con actores de carne y hueso. Misión Imposible – Protocolo Fantasma no decepciona, tiene todo lo que tiene que tener una aventura de Ethan Hunt (el personaje de Cruise) y algo más: un gran impacto visual potenciado por la ruptura del verosímil –aún el estipulado para este tipo de películas como las de Bond o Bourne– y un agudo sentido del humor en dosis justas. Por supuesto, aquí la historia es lo de menos y lo que el espectador va a buscar es acción, mucha acción. Peleas, persecuciones, intrigas y traiciones, hay todo eso. Lo importante es el cómo. Bird construye un relato original, complejo pero ágil, con momentos electrizantes como las escenas en el edificio de Dubai o la casi coreográfica pelea final en el estacionamiento, para mencionar sólo dos.

Más maduro por la edad, Cruise le da al protagonista mayor solidez  y, realmente, uno no espera de su parte un gran despliegue actoral. Sorprende el actor sueco Michael Nyqvist, protagonista de la trilogía Millennium, en su composición del villano Kurt Hendricks por su poco peso escénico: casi una máscara que va y viene.

Si bien el film es un poco largo (133 minutos) y el final – o mejor dicho, el epílogo- innecesariamente explícito, Misión Imposible – Protocolo Fantasma es, cinematográficamente hablando, un extraordinaria película de acción.  De esas que hay que ver para asombrarse, aunque sea con el pochocho en la mano.

FICHA TÉCNICA

Misión: Imposible – Protocolo Fantasma (Mission: Impossible – Ghost Protocol, Estados Unidos, 2011)

Dirección: Brad Bird

Guión: Josh Appelbaum y André Nemec

Fotografía: Robert Elswit

Música: Michael Giacchino

Edición: Paul Hirsch

Duración: 133 minutos

Elenco: Tom Cruise, Jeremy Renner, Paula Patton, Simon Pegg, Michael Nyqvist. Léa Seydoux, Ving Rhames y Tom Wilkinson

TRAILER

Anuncios