TEATRO: ¿PERO QUÉ QUIERE USTED DE MÍ?, de Virginia Smith

Si la intención de este breve paso por nuestra Capital era testear la recepción del público porteño, Virginia Smith -autora e intérprete-  y Roam León -director- no pudieron llevarse mejor impresión. Las dos únicas funciones de ¿Pero qué quiere usted de mi? en El Camarín de las Musas fueron a sala llena y con la decidida aprobación de un auditorio que supo interpretar los guiños y no vaciló en aceptar la complicidad que la obra propone.

Aunque el monólogo y el uso del teléfono -en base a los cuales está construido el espectáculo-  no son recursos novedosos, este unipersonal escrito por su protagonista se impone por su frescura y la inteligencia con que va hilvanando retazos de la vida de una mujer que ha llegado a la madurez, al mismo tiempo que pinta el trasfondo de una época –la de los años cincuenta- con su música, sus ideales y sus prejuicios.

Indudablemente el resultado no sería el mismo con otra actriz. Virginia sabe moverse en el escenario, crear climax y transitar del humor al sentimentalismo sin perder la línea de una comicidad simple pero elegante. La puesta de Roam León, director y clown mejicano ampliamente reconocido en su país, suma variados recursos en un texto espectacular  que apela a muy pocos pero significativos elementos en escena. Entre ellos sobresale el vestuario que, al permitir algunos cambios  -aunque sencillos, muy originales-, le agrega vivacidad al personaje según pasan los días y crece la relación telefónica entablada con el extraño.

 Sola en escena Virginia Smith es Rosario. Los temas se suceden sin solemnidad: los miedos, las ilusiones perdidas, la soledad, el amor que parece todavía factible y capaz de quebrar el encierro al que ella misma se ha sometido. El texto propone una progresión dramática que sigue  el ritmo con que aumentan los temores y esperanzas de la protagonista a media que la relación amorosa va consolidándose. Y con sus temores y esperanzas crecen también los nuestros, los de los espectadores compadecidos de su suerte. Porque ¿a quién no le han roto el corazón alguna vez? La evidente universalidad del conflicto permite a la obra atravesar fronteras con facilidad. A punto de iniciar la tercera temporada en tierras aztecas, así lo confirma la respuesta del público argentino.

FICHA TÉCNICA

Texto y actuación: Virginia Smith

Dirección: Roam León

Producción: indi teatro

Prensa: María Sureda

 

Anuncios