CINE: PROTEGIENDO AL ENEMIGO

Protegiendo al enemigo es otra película sobre traiciones en la C.I.A. Una más con interminables persecuciones y tiroteos. Otra en la que el héroe novato se tropieza con un enemigo veterano de la propia institución. Y sigue la lista.

Aún así, este film del director chileno-sueco Daniel Espinoza logra buenos momentos en un relato en el que apela a múltiples recursos creativos. La anécdota de base es poco novedosa. Matt Westton hace un año que trabaja en la Agencia pero su vida es bastante monótona. Su misión es cuidar una casa segura en Ciudad del Cabo a la que nunca llega ningún “invitado”. Finalmente, la visita más esperada se produce de la forma menos pensada y Matt debe cuidar del prisionero a toda costa. Entregarlo sano y salvo para ser interrogado pasa a ser una forma no sólo de cumplir con su deber sino de escalar posiciones.

Espinoza crea un ritmo vertiginoso con una cámara que no se queda quieta, apelando a la imagen cuasi-documental en los momentos claves. El ritmo es tal que algunas secuencias de persecución  en interesantes locaciones pasan a ser poco más que luces brillantes en movimiento. Se nota una sutil contraposición entre el riesgo estético tomado por el director y el camino más conservador elegido por el guionista, David Guggenheim.

Un film de alocado suspenso para una historia de espías un poco remanida.

 FICHA TÉCNICA

Protegiendo al enemigo (Safe house, Estados Unidos/Sudáfrica, 2012)

Dirección: Daniel Espinoza

Guión: David Guggenheim

Fotografía: Oliver Wood

Música: Ramin Djawadi

Edición: Richard Pearson

Duración: 115 minutos

Elenco: Denzel Washington, Ryan Reynolds, Vera Farmiga, Brendan Gleeson, Sam Shepard, Ruben Blades y Robert Patrick

TRAILER

Anuncios