TEATRO: FILOSOFÍA DE VIDA

UN DUELO QUE ES UN ROMANCE CON LA VIDA

Presenciar una función de Filosofía de vida es una experiencia que se disfruta doblemente. En primer lugar, por el inteligente texto dramático del mexicano Juan Villoro, llevado a escena por Javier Daulte y tres actores de extensa trayectoria que comparten con sus personajes –centrales en la historia- el haber llegado a una etapa de la vida en la que se imponen los balances. En segundo lugar, por la relación –afectuosa, de respeto- que existe entre los actores y con el público, y que se deja entrever sobre el escenario y, sobre todo, en el saludo final, un momento muy emotivo, especialmente por esta doble referencialidad a la que aludíamos más arriba: es momento no de despedidas pero sí de pararse a mirar el camino recorrido y de recoger los frutos.

La obra toma como punto de partida y encrucijada dramática la confrontación final entre dos viejos amigos y colegas que llevan mucho tiempo enemistados a causa de los modos diversos en los que cada uno ha decidido construir su vida y su carrera. Ambos son filósofos, pero las elecciones realizadas han sido dispares: uno se ha volcado por la reclusión y el estudio; el otro, por los placeres y el brillo tanto de la Academia como de la función pública. En el medio de ambos, una mujer parece tener algo que ver con esta rivalidad.

El texto de Villoro es ágil y pone a disposición de cualquiera ciertos tópicos filosóficos. Con agudeza, en el cruce permanente de ideas y réplicas agudas va construyendo un entramado que pone al descubierto el mundo interior de los personajes y sus relaciones: los celos, la envidia y la competencia, pero también el amor y la generosidad, se irán revelando en el crucial momento en el que se enfrentan, más que dos hombres, lo que fue con lo que podría haber sido. Al fin de cuentas ¿de qué otra cosa tratan los balances?

Alfredo Alcón y Rodolfo Bebán interpretan a estos dos hombres que disputan en diversos ámbitos: el de las ideas, el del reconocimiento, el del amor. Sin embargo, hay otra protagonista tanto en el mundo de la ficción como en su construcción: Claudia Lapacó en el papel de la esposa de El profesor. Verdadero sostén sobre el escenario está siempre atenta, prepara la escena, actúa con la solvencia a la que nos tiene acostumbrados y, llegado el caso, con absoluta generosidad, se posterga, desaparece, deja lugar. Incluso en el saludo final.

Acompañados por dos actores jóvenes –Marco Antonio Caponi y Alexia Moyano- el trío cosecha el aplauso cerrado de una platea que los admira y los quiere. De pie, con los ojos cerrados, Alfredo Alcón atesora la intensidad del momento. Es que, como dice el autor, uno nunca sabe cuándo verá por última vez a una persona.

 FICHA TÉCNICA

Autor: Juan Villoro

Versión y dirección: Javier Daulte

Escenografía: Alicia Leloutre

Luces: Eli Sirlin

Vestuario: Mariana Polski

Elenco: Alfredo Alcón, Rodolfo Bebán, Claudia Lapacó, Marco Antonio Caponi y Alexia Moyano

Duración: 120 minutos

Anuncios