CINE: EL ESTUDIANTE

LA POLÍTICA DE ENTRECASA

El estudiante es, sobre todo, una película inteligente: echa una mirada -lúcida, escrutadora, casi documental- sobre un mundo poco frecuentado por el cine nacional, la universidad pública. Y más precisamente, la política universitaria, ámbito en el que la política es cosa de todos los días y las decisiones se toman a cada paso. Cualquiera que haya transitado sus pasillos y aulas puede dar fe de este clima de permanente ebullición que Mitre plasma con maestría en su film. Los carteles colgando por todas partes –todavía recuerdo las críticas que se alzaron contra el entonces Decano de Filosofía cuando las cámaras de un canal de televisión “visitaron” las instalaciones y constataron esta “desprolijidad”-, las agrupaciones, las alianzas, los matices ideológicos y las decisiones diarias,  que involucran invariablemente cuestiones éticas, conforman el complejo entorno en el que el director instala esta historia, iniciática para su protagonista (Roque) y para gran parte del público.

Mitre [El amor (primera parte), 2004, en coautoría] va llevando el relato con una simpleza que, paradójicamente, no pasa por alto las múltiples derivaciones –políticas, éticas, románticas- del núcleo temático desarrollado, ni desdeña recursos estéticos creativamente elaborados. El film hinca el diente en lo medular con elegancia y construye una narración en la que la intriga se potencia a golpe de puro talento.

La película comienza con la llegada de Roque –un joven del interior- a Buenos Aires, con el fin de cursar sus estudios universitarios. El relato sigue sus primeros pasos en la pensión y con sus nuevas amistades, lo acompaña en sus primeros días en la facultad, lo observa sorprenderse por conversaciones que no termina de comprender y por una lucha que, todavía, se le escapa. Por el momento, ese mundo le es ajeno y Roque es una especie de extranjero que recorre las aulas ateniéndose únicamente al itinerario marcado por sus estudios. Pronto aparecerán otros intereses: la compañía femenina y la política. En definitiva, será por el primero que Roque entrará de lleno en el segundo. A instancias de una mujer que lo atrae, Paula, profesora de una de las principales cátedras de la carrera e integrante de una agrupación política que puja por el poder, el joven conocerá a Acevedo y empezará a jugar para “las ligas mayores”. Roque descubre no sólo que tiene un talento especial para los manejos que parece requerir la actividad, sino que allí radica su verdadero interés (además del amoroso, claro).

Mitre va construyendo el relato con gran habilidad, logrando poner de manifiesto un mundo y sus encrucijadas, deteniéndose en los detalles pero abriendo el panorama también a las ideas en juego. El hallazgo del film es que esas ideas no aparecen como meras consignas abstractas –tal como pareciera que son dichas por algunos militantes- sino insertas en el quehacer político concreto, el de ahora y el de antes; involucrando cuestiones cotidianas como el manejo del centro de estudiantes, la necesidad de aprobar una materia, de organizar un  plenario, la  desmedida ambición de poder.

La mirada es crítica pero nada prejuiciosa y se detiene especialmente en cuestiones éticas. ¿Hasta dónde llegar para lograr los objetivos propuestos? El resultado puede asimilarse a un thriller político, al estilo de Secretos de Estado (George Clooney, 2011), pero de bienvenido sesgo nacional y popular.

Un elenco sin fisuras contribuye a corroborar esa verdad que destila el film, en especial Romina Paula en el rol de la profesora y el excelente Esteban Lamothe (en teatro: El tiempo todo entero, de Romina Paula, actualmente en cartel; en cine: Historias extraordinarias, Mariano Llinás, 2008) en el de Roque.

La película pasó por el BAFICI 2011 llevándose tres importantes premios: el especial del jurado, el FEISAL y el ADF. Durante mayo se exhibirá viernes y sábados en el Malba.

 

FICHA TÉCNICA

El estudiante (Argentina, 2011)

Guión y dirección: Santiago Mitre

Diseño de producción: Laura Citarella

Sonido: Federico Esquerro y Santiago Fumagalli

Fotografía: Gustavo Biazzi, Federico Cantini, Alejo Maglio y Soledad Rodríguez

Montaje: Delfina Castagnino

Música: Los Natas

Duración: 110 minutos

Elenco: Esteban Lamothe, Romina Paula, Ricardo Félix, Agustín Rittano, Julian Larquier Tellarini, Valeria Correa, Juan Barberini, Francisco Quintana.

TRAILER

Anuncios