TEATRO: SOLO LO FRÁGIL

Cinco personajes apareciendo y desapareciendo ante los ojos del público en un escenario despojado, con la ayuda de apenas unos pocos elementos, es la base de la propuesta de Solo lo frágil. Lo demás lo pone el talento de dos mujeres: Paula Ransenberg en la interpretación y dramaturgia y Luciana Dulitzky en dramaturgia y dirección. A ellas se debe que un viejo militar, el esqueleto de una mujer, una anciana, una Gueisha y una bruja negra cobren vida en escena dejando al descubierto sus miserias. La soledad, el desamor, el encierro, la decepción -sentimientos profundamente humanos- quedan expuestos desde una mirada cruda pero compasiva, respetuosa de esa fragilidad de la que, en el fondo, participamos todos.

Son cinco historias intensas a las que accedemos a través de los cinco cuadros breves en los que se divide la obra. Paula Ransenberg se va transformando en el escenario en cada uno de esos personajes mediante un rápido cambio de vestuario, pero, sobre todo, de actitud. Maravillan las mutaciones que son posibles gracias a la ductilidad de la actriz (Lisístrata, cruzada de las piernas cruzadas, 2006; Marat-Sade, 2009).

Si bien, como todo unipersonal, Solo lo frágil se estructura como un monólogo (en realidad, un diálogo que involucra al público), la palabra es sólo una parte importante pero no decisiva de la puesta. Al respecto, son muy oportunas las precisiones de Peter Brook acerca de que “una palabra no comienza como palabra, sino que es un producto  final que se inicia como impulso, estimulado por la actitud y conducta que dictan la necesidad de expresión.” (El espacio vacío,  1968). Así, al menos, sucede con esta  puesta en escena en la que, además, el escenario neutro -forrado de blanco- y la escasez de elementos hacen recordar especialmente las reflexiones del director inglés. Por otro lado, la misma interpretación actoral involucra aspectos del plano sonoro distintos de la palabra, incluyendo sonidos diversos que otorgan gran dramaticidad a algunos momentos. En todo caso, hay siempre una perfecta conjunción entre este plano y la infinidad de matices de movimiento conque la actriz  que se expresa.

La multiplicidad de recursos puestos en juego -muy creativos en todos los órdenes, incluyendo los técnicos tales como el diseño e intervención de objetos, las luces y el sonido- da lugar, más allá del plano semántico, a momentos de gran belleza y clímax emotivos, como aquel en el que la protagonista ejecuta un instrumento musical, en realidad un serrucho usado a modo de violín, o cuando se maquilla en escena para convertirse en Geisha. De todos los personajes, quizás el más convencional y menos potente desde el punto de vista dramático sea el primero, cuyo protagonista es un general retirado. En este sentido, se puede decir que el espectáculo va in crescendo.

Compleja y sencilla a la vez, como la vida misma, Solo lo frágil  recorre con imaginación y sensibilidad los sinuosos caminos interiores, aquellos que nos llevan al corazón de todos nuestros miedos.

FICHA TÉCNICA

Interpretación Paula Ransenberg

Dramaturgia: Luciana Dulitzky y Paula Ransenberg

Diseño de luces: Federico Ransenberg

Diseño sonoro: Emiliano Álvarez

Adaptación técnica de muñeca: Roman Lamas

Realización de la escenografía: Federico Ransenberg

Asistencia de dirección y producción: Carolina Fischer

Operación de luces: Fernanda Ballcels

Diseño gráfico: ZkySky

Acuarela: Perla Álvarez

Dirección general: Luciana Dulitzky

Funciones: domingos a las 17 horas en Timbre 4, Boedo 640- CABA- Informes: 4932-4395

Fragmento del quinto cuadro

Bruja negra (hablado en inglés, traducido en el programa)

[En una iglesia, dirigiéndose a Dios]

¿Sabes? La gente viene aquí los domingos en sus brillantes y limpios atuendos domingueros. Y cantan y palmean para tí. Ellos te muestran la mejor cara. La gente tiene problemas ¿Sabes eso? No, tú no sabes nada. Ni siquiera sé si me está oyendo en este momento ¿Me estás oyendo? La gente tiene problemas. Y ellos acuden a mí en medio de la noche. Porque están enfermos y no encuentran un maldito trabajo, y se sienten solos…

 
Anuncios