CINE: AMORES LOCOS

Estreno 3/01/13

UN AMOR PINTADO

Por El espectador compulsivo

Aunque es un recurso ya frecuentado por el cine –La mujer del cuadro (Fritz Lang, 1945); La joven con el arete de perla (Peter Webber, 2003)-, un relato que toma como disparador un cuadro resulta prometedor (al menos a primera vista) por varias razones. amores locosEn primer lugar, por la capacidad de la pintura para hacer confluir historias pasadas con otras actuales en un juego de dobles que puede mover a la intriga (de la que un buen guión puede sacar excelente partido); en segundo lugar, porque una historia de amor perpetuada en una imagen que traspasa su tiempo adquiere de por sí otra trascendencia, a la vez que abre innumerables interrogantes. Por todos estos motivos el tema planteado por el director y guionista gallego Beda Docampo Feijóo coguionista de Camila (1984) y Miss Mary (1986);director de Buenos Aires me mata (1998) resulta en primera instancia atractivo. Dependerá del desarrollo, entonces, el mayor o menor poder convocante del film, así como de la habilidad de los actores para darle vida.

amores locos 2Amores locos cuenta la obsesión de Julia, una muchacha que trabaja como vigiladora en el Museo del Prado, por una pintura del siglo XVII  en la que ella cree haber descubierto una historia de amor prohibido: el de una estudiante de música con su profesor. La joven está convencida de que la mujer de la pintura es ella misma y sufre un gran sobresalto cuando conoce a un psiquiatra, de paso por la sala de exhibición, en el que cree reconocer al hombre en cuestión. En la mente de Julia, ellos dos son aquellos otros dos que se aman encerrados para siempre en la eternamente inmóvil habitación del cuadro. A partir de este planteo, la trama puede optar por privilegiar alguno de los dos tópicos del título: el amor o la locura. Elige el segundo en detrimento del primero.

Si bien los personajes resultan interesantes –él recién vuelto a su país luego de un exilio voluntario tras un desengaño amoroso, ella refugiada por razones desconocidas en un pasado ajeno- la narración no ahonda demasiado en ellos, ni siquiera en el incipiente vínculo que va uniendo a la muchacha con el hombre, y que -al menos en un comienzo- dista bastante de ser amoroso: ella para él es un caso; él para ella una fantasía.

amoreslocos_27El misterio alrededor del cuadro, en un  principio potente, se va desvaneciendo a medida que el relato se centra en una especie de confrontación entre el psicoanalista que quiere curarla y la muchacha que quiere convencerlo de que están predestinados. La relación corre por los carriles de la indagación freudiana: sobreabundan las explicaciones de este tipo.

El film tiene dos defectos fundamentales: muchas situaciones son inverosímiles y la química entre los protagonistas es nula. De todas maneras, el relato –algo lento- logra interesar y las historias secundarias -aunque brevemente trazadas- aportan aire fresco a una historia que por momentos se empantana.

La película, estrenada en 2009, pasó por distintos Festivales, entre ellos Pantalla Pinamar 2010.

3·

TRAILER

FICHA TÉCNICA

Amores locos (España, 2009)

Dirección: Beda Docampo Feijóo

Guión: Beda Docampo Feijóo, con la colaboración de Gustavo Aprea y César Gómez Copello

Fotografía: Juanmi Azpiroz

Música: Juan Bardem

Montaje: Irene Blecua

Dirección Artística: Íñigo Navarro

Sonido: Sergio Burmann

Vestuario: Maria José Iglesias

Duración: 92 min

Elenco: Irene Visedo, Eduard Fernández, Marisa Paredes, Carlos Hipólito, Cuca Escribano, Marta Belaustegui, Eva Pallarés.

Anuncios