TEATRO: EL JOROBADO DE PARÍS

DOLOR Y ESPERANZA EN UN CLÁSICO DE CIBRIÁN -MAHLER

El Jorobado de París es una obra que da fe” sostienen Pepe Cibrián Campoy y Ángel Mahler, sus autores; dos hombres que de ésto deben saber bastante ya que hace años que vienen apostando a un rubro, el musical, que antes de ellos era prácticamente ignorado en el país. Ahora, con una prestigiosa carrera de décadas en su curriculum, se aprestan a encarar una nueva temporada de esta obra -basada en Nuestra Señora de París, novela escrita por Víctor Hugo en 1831- al cumplirse veinte años de su estreno.

JOROBADOCon más de de una decena de intérpretes sobre el escenario y orquesta en vivo, esta nueva versión del clásico que tiene como protagonistas principales al hombre que vive oculto en el campanario, el Archidiácono de París y la bella gitana que cautiva a ambos, no difiere substancialmente de la que se presentó en el Ópera en 2006. Una vez más Nacho Mintz se pone en la piel de Quasimodo, acompañado esta vez por Diego Duarte Conde en el papel de Claudio Frollo, rol que hiciera en esa oportunidad Juan Rodó quien en esta ocasión encabeza el elenco de Dorian Gray, el retrato que se estrena el 16 de este mes en el Lola Membrives. Casi todos los actores ya han actuado con los autores en algún otro musical y se nota, sobre todo en el espíritu de grupo que en el pre-estreno se manifestó en el aliento permanente que el elenco del segundo espectáculo brindó a sus compañeros en escena.

El Jorobado de París tiene como tema no sólo el sentimiento de soledad y marginación de su protagonista, sino el del amor y la libertad. Quizás sea, precisamente, porque pone énfasis en la entrega desinteresada y la posibilidad de trascender las propias limitaciones que la dupla autoral sostiene que la obra “da fe”.

el jorobado 3El texto plantea una permanente confrontación entre opuestos: la belleza y la fealdad; la lealtad y la traición; el amor y el desamor; el deseo y el deber. Con gran despliegue escénico -aunque sin suntuosidades escenográficas- la pieza pone sobre el escenario dos mundos distintos y contrapuestos: el del poder y el lumpen, el de la Corte de los Milagros (excepcional trabajo de Manuela Perin y Nicolás Bertolotto, también a cargo de la coreografía)

Con rasgos melodramáticos y una potencia lírica que remite a la ópera, El jorobado de París presenta una sucesión de cuadros conmovedores. Algunos más y otros menos, pero todos de gran calidad. Esta puesta cuenta, además, con un diseño de luces a cargo de Pepe Cibrián Campoy que realza la belleza de cada una de las escenas.

Un clásico que en esta ocasión tiene como marco ideal el especialmente remozado Teatro Presidente Alvear.

 

FICHA TÉCNICA

Libro y letras: Pepe Cibrián Campoy

Música original y orquestaciones: Ángel Mahler

Dirección musical: Damián Mahler

Dirección general: Pepe Cibrián Campoy

Producción general: Julieta Kalik y Ángel Mahler para LA CRYPTA S.A.

Diseño de luces: Pepe Cibrián Campoy

Diseño escenográfico: Osvaldo Mahler, Luis Blanco, Damián Demattei

Diseño de vestuario: Alfredo Miranda

Diseño de sonido: Osvaldo Mahler

Arreglos corales y dirección: Carlos Di Palma

Repositor de puesta y coreografía: Nicolás Bertolotto

Coordinación de puesta y general: Federico Brunetti

Elenco: Nacho Mintz, Diego Duarte Conde, Florencia Spinelli, Adriana Rolla, Mauro Murcia, Nicolás Bertolotto, Manuela Perin, Ramiro Moreno, Diego Cáceres, Cristian  Irrute, Érica Nuñez, Magalí Saisi, Mara del Federico, Miguel Gómez Vicari

Anuncios