TEATRO: ESE NO ES EL PROBLEMA

Primera obra dramática de Marcelo Birmajer –merecedor en 2004 del premio Konex  como uno de los cinco mejores escritores de la década por su labor literaria-,  Ese no es el problema lleva varios años escrita y algunos meses en cartel (se estrenó el año pasado).

Con ritmo de comedia y diálogos que buscan en todo momento la risa a través de la réplica ocurrente, el autor echa una mirada ácida sobre el amor, la amistad y el sexo a una altura de la vida en la cual ya se cargan varias frustraciones. Cómo encontrar la felicidad parecería ser la pregunta clave que motoriza la pieza, aunque adaptada a una coyuntura muy precisa: el divorcio, la nueva vida que hay que comenzar y el desengaño amoroso que debe superarse.

Foto de Jimena Salvatierra

Foto de Jimena Salvatierra

Con una anécdota de base simple, la pieza avanza merced a ciertas complicaciones que facilitan distintos excursus, pero, sobre todo, en función del diálogo. Julio acaba de dejar intempestivamente su hogar conyugal después de sorprender a su mujer con otro hombre en la cama. Abatido y sin saber bien qué hacer se refugia en un loft –¿por qué éste debería ser un dato significativo?- para recuperar fuerzas y tomar las próximas decisiones. En plan de consuelo llama a dos amigos de la infancia para compartir penurias y así llegan a la vivienda Manuel y Pamela, cada uno con su pasado a cuestas. Distintos flashbacks nos permitirán reconstruir la historia un tanto disparatada de sus protagonistas.

Birmajer –guionista de Periodismo para todos, el programa de Lanata- apela a un humor por momentos negro y a menudo brillante; a un ida y vuelta de respuestas rápidas sin ninguna pretensión de profundidad – “Para mi la liviandad es fundamental porque uno tiene que ser entretenido. Yo estoy en el mundo del entretenimiento, soy un artista de vaguedades”, afirmó en un reportaje[i]-.

Foto de Jimena Salvatierra

Foto de Jimena Salvatierra

El mayor problema de Ese no es el problema es su preocupación demasiado evidente por hacer reír, una preocupación que lleva al autor en ocasiones a perder de vista la coherencia global de la pieza. Algunos pasajes parecerían no tener otro fundamento que servir de soporte al chiste.

Por su parte, la puesta de Virginia Lombardo tiene aciertos y desaciertos. Entre los primeros podemos contar la forma de poner en escena los flashbacks, una verdadera dificultad para el teatro que la directora resuelve eficazmente y de manera divertida. Entre los segundos está la escena en la que Julio Feld aparece apenas tapado por un almohadón, una desnudez medio traída de los pelos que contrasta con la preocupación casi obsesiva de Graciela Stefani por cubrirse en las escenas de cama. De todas formas, las actuaciones son correctas y logran sostener con solidez una acción fundada casi totalmente en la palabra.

Funciones: sábados 20.30 horas – El Tinglado Teatro -Mario Bravo 948 – C.A.B.A.

FICHA TÉCNICA

Autor: Marcelo Birmajer

Dirección: Virginia Lombardo

Música: Sergio Vainikoff

Escenografía: Alejandro Mateo

Iluminación: Jorge Merzari

Vestuario: Silvia Giudice

Gráfica y fotografía: Jimena Salvatierra

Prensa: Debora Lachter

Asistente: Martin Otaño

Intérpretes: Graciela Stefani, Julio Feld, Marcos Montes


[i] Diario El comercial 24/10/12

Anuncios