CINE: COMENZÓ EL BAFICI

Y comenzó el BAFICI con la expectativa de siempre, a pesar de la lluvia. Aquí el adelanto de dos de los films que integran la Competencia Internacional.

MA BELLE GOSSE, de la francesa Shalimar Preuss, es un retrato de un grupo de niños y adolescentes en sus vacaciones familiares en la playa. Con una cámara inquieta –y decididamente demasiado móvil- la directora investiga las pequeñas actividades del tiempo ocioso a través de una anécdota mínima: una de ellos mantiene correspondencia con un preso de la cárcel vecina y, quizás, se encuentre con él uno de esos días. ma belle gosseLa protagonista tiene diecisiete años y está pasando por un momento que la hace alejarse a la vez de adultos y niños. Un relato parejo en el que no hay más sobresaltos que una botella rota o una paloma que entró al comedor y que, sin embargo, logra captar la atención más allá de la dificultad de desentrañar los vínculos familiares que  unen a los personajes. Juegos compartidos, secretos, mucho paisaje y retrato vacacional son los ingredientes de un relato que no pretende ir más allá de lo cotidiano y se desentiende de los núcleos dramáticos en pos de pequeños momentos, la mayoría intrascendentes. Un film coral, no exento de belleza y sensibilidad, que se apoya en las excelentes actuaciones de los menores de la familia, un grupo de jóvenes entre diecisiete y ocho años. Una película adulta sobre el universo infantil, habitable a cualquier edad.

Se proyecta mañana, sábado, a las 13 en ArteMultiplex 3 y el domingo 14, a las 13 en Village Caballito 7.

 

TCHOUPITOULAS un film de los norteamericanos Bill y Turner Ross que sigue a dos adolescentes y un niño negros a través de las calles de un New Orleans nocturno con ánimo más de retrato que de peripecia. TCHOUPITOULASA diferencia de Ma belle gosse la narración abreva poco en el ocio infantojuvenil y mucho en el pulso de una ciudad mirada no siempre con los ojos de sus protagonistas. La partida del último ferry antes de que lograran alcanzarlo es la excusa  elegida para seguir a los tres y su perrito en su itinerario azaroso para observar la noche, con sus personajes y lugares más típicos, desde unos ojos que no son los del turista pero que no por eso carecen de asombro. El relato -en la frontera del documental y la ficción- está construido en base a planos descriptivos y pequeñas anécdotas. En el grupo sobresale el más pequeño cuyos comentarios, por momentos divertidos, se destacan por una lucidez naïf extremadamente reveladora al contrastarla con la realidad que vive.

Los artistas callejeros, los teatros de striptease y su detrás de escena, los lugareños que deambulan por las calles hasta que éstas se van vaciando, un barco abandonado, la música, todo es registrado por la cámara de los Ross. Si bien la acumulación logra mostrar una New Orleans genuina, no siempre mantiene en alto el interés del espectador.  Claro que allí está la secuencia de la embarcación abandonada para renovarlo en un recorrido hasta que salga el sol.

Se proyecta hoy viernes a las 17.55, en el Village Recoleta 3; y el sábado, a las 12.10, en el Village Recoleta 2

 

Anuncios