CINE: PALABRAS ROBADAS

Estreno 25/04/13

Por El espectador compulsivo

Primera incursión en la dirección de los guionistas Brian Klugman y Lee Sternthal, The words (literalmente: Las palabras; Palabras robadas, en la poco feliz traducción para estas latitudes) está construida como un complejo mecanismo de cajas chinas que va borrando los límites entre ficción y realidad, al que se suma un planteo de cierto vuelo tanto ético como estético. the words 3El relato logra interesar y hasta conmover cuando profundiza en el drama moral en desmedro del poco novedoso recurso de la construcción en abismo que, no obstante, agrega una buena dosis de intriga.

Tres historias se cruzan en esta propuesta que aborda el mundillo literario: en primer lugar, la de un famoso escritor que presenta su nuevo libro –precisamente, Las palabras (nombre original del film) y aquí el relato realiza el primer pliegue sobre sí mismo-; en segundo lugar, la del personaje de su novela, un joven que se apropia de un texto inédito que no escribió –lo adelanto porque el episodio aparece en el trailer y además figura explícitamente en el título en castellano-, esta es la historia central; y, por último, la que narra dicho texto. La primera es la menos desarrollada, sólo está al servicio de cierta cuestión que el film plantea y el espectador deberá dilucidar. Si bien cada uno de los ejes espacio- temporales está bien definido descartando cualquier confusión, queda pendiente la más radical: ¿cuál historia es puramente ficción y cuál realidad?

the wordsEn el fondo, más allá de las peripecias puntuales, la película pivotea sobre cuestiones esenciales para todo ser humano: el talento o su falta para hacer aquello que creemos estamos llamados a hacer (es decir, la vocación); qué estamos dispuestos a dejar en el camino a cambio de los logros que nos prometimos a nosotros mismo; la magnitud de las decisiones, sobre todo de las equivocadas, y la posibilidad o no de enmendar nuestros errores. Y también el valor de las palabras, las literarias y las otras. Y el amor hacia ellas que tiene cualquier escritor (o, al menos eso creo y siento yo); sobre escribir y leer, y agrandar el mundo gracias a ellas.

Palabras robadas está protagonizada por actores que representan hombres de tres generaciones distintas: Bradley Cooper, Dennis Quaid y Jeremy Irons, tres personajes unidos por la misma pasión: escribir y, quizás también, por el peso de una mujer en sus vidas. Este pasaje por tres momentos distintos de la existencia permite ver la repercusión de algunas elecciones y algunos fracasos; preguntarse qué es el éxito y cuál es su costo. Desde lo formal, lleva a vincular algunos momentos con otros de otro tiempo y de otro lugar, rozando apenas, pero rozando al fin, la esencia de la vida, esa que sólo se dibuja en los fugaces momentos cotidianos.

NOTA.

CON  SPOILERS: para una explicación pormenorizada del final de la película Palabras robadas consultar el comentario más largo de El espectador compulsivo entre los que siguen (el cuarto en el orden en que aparecen). Aquí un resumen:

Así como Rory Jansen ( Bradley Cooper) robó la historia al personaje de Jeremy Irons, el film plantea la posibilidad de que Clay Hammond (Dennis Quaid), el escritor que presenta su libro Las Palabras, no haya “inventado” la historia que cuenta el libro, sino que sea la suya propia. Es decir, que la historia sobre Rory sea, en realidad, una autobiografía. Eso es lo que la” chica sexy” puede llegar a descubrir.

4TRAILER

FICHA TÉCNICA

Palabras robadas (The words, U.S.A, 2012)

Guión y dirección: Brian Klugman y Lee Sternthal

Director de fotografía: Antonio Calvache

Edición: Leslie Jones

Música original: Marcelo Zarvos

Duración: 102 minutos

Elenco: Bradley Cooper, Zoe Saldana, Olivia Wilde, Jeremy Irons, Dennis Quaid, Ben Barnes, J.K. Simmons, John Hannah.

Anuncios