CINE: BÁRBARA

Estreno 20/06/13

Por El espectador compulsivo

Bárbara, personaje central de este film de Christian Petzold, es una médica que ha ejercido su profesión en un importante hospital de Berlín, pero que por un delito menor ha sido confinada a una pequeña institución de provincia. El film comienza unos minutos antes de su llegada al edificio, cuando se detiene a fumar un cigarrillo en una plaza cercana esperando que comience su turno y es vista por un colega –su futuro jefe- por la ventana. Existe un profundo hermetismo en el personaje, una distancia que ella impone y que el relato asume desde estas tomas iniciales al recoger la mirada de ese otro que observa desde una lejanía que, aún con el correr de los días y el trabajo cotidiano, no podrá franquear con facilidad.

bárbara 2Hay un ostracismo interior a la vez voluntario e impuesto con el que Bárbara se defiende de las circunstancias que le han tocado vivir, esas que iremos descubriendo de a poco, sin apuro y, en muchas ocasiones, sin detalle; las mismas que la colocan en Alemania del Este en la época comunista, cuando todavía el muro está en pie y cruzar al otro lado es sinónimo de esperanza y libertad.

Como en toda película que se adentra con profundidad en cuestiones humanas los temas en los que ancla el relato son varios y están entrelazados: la vida en un régimen opresivo, la soledad de la disidencia, la posibilidad de ser feliz y encontrar el amor, la vocación de servicio y sus límites. La narración va construyendo desde el comienzo una atmósfera misteriosa y opresiva, signada por la perpetua sensación de vigilancia y peligro inminente. Estilísticamente, Petzold apela a algunos motivos propios del melodrama como la correlación exterior/interior que vincula el clima con los estados de ánimo del personaje –esos caminos desolados que recorre a diario, bordeados por árboles que el viento azota sin piedad, por ejemplo- y el color y la iluminación usados expresivamente.

A medida que la historia sigue los pasos de Bárbara, el film va poniendo al descubierto (algunas veces de lleno, otras mediante indicios) cómo la esfera del Estado avanza sobre la vida íntima de los personajes -en especial la de ella, cuyo pasado la convierte en sospechosa para el sistema- vaciándola de sentido puesto que su constante y omnipresente intervención supone la supresión del ámbito privado, desde el cuerpo hasta las ideas. El malestar es constante y las perspectivas nulas. En qué medida son posibles  las relaciones afectivas en este ambiente de desconfianza y frustración será uno de los interrogantes que el film se planteará e, incluso, intentará responder.bárbara

La llegada de dos pacientes jóvenes al hospital servirá de disparador para la toma de algunas decisiones fundamentales, en tanto que ellos –la muchacha que escapó de un campo de trabajo y el joven que intentó suicidarse- representan el futuro amenazado. Hasta dónde llegan nuestras responsabilidades para con los demás en estas circunstancias será otro de los dilemas que el film no esquivará.

Con estructura de thriller pero sesgo profundamente melodramático, Bárbara es al mismo tiempo historia romántica y exploración sociopolítica, pero, sobre todo, es una película inteligente y exquisita, de esas que se quedan flotando en nuestra cabeza por mucho tiempo.

 5

TRAILER

FICHA TÉCNICA

Bárbara  (Barbara, Alemania, 2012)

Guión y dirección: Christian Petzold

Fotografía: Hans Fromm

Montaje: Bettina Böhler

Música: Stefan Will

Duración: 105 minutos

Elenco: Nina Hoss, Ronald Zehrfeld, Mark Waschke, Stella Jasna Fritzi y Schütz Rainer Bock.

Anuncios