TEATRO: HISTORIA DE AMOR (últimos capítulos), de Jean-Luc Lagarce

Los textos de Jean-Luc Lagarce han sido representados a menudo en Buenos Aires, casi siempre con puestas muy logradas. Recuerdo especialmente Últimos remordimientos antes del olvido, dirigida por Laurent Berger, y Music Hall, protagonizada por Marilú Marini, Daniel Fanego y Enrique Pinti, con puesta en escena de Alfredo Arias, espectáculos que tuvieron lugar en el marco de la semana de teatro dedicada al autor francés en 2007.

Historia de amor (últimos capítulos) vuelve sobre la idea de un relato que bucea en el recuerdo, al mismo tiempo que reflexiona sobre la posibilidad misma de narrar; es decir, cuestiona a la vez los mecanismos de la memoria y los de la representación. En esta oportunidad son dos hombres y una mujer que intentan reconstruir una historia que quizás no tuvo lugar nunca. ¿Qué pasó entre ellos? -o ¿qué pudo haber pasado?-, parece ser la pregunta fundamental que tal vez no tenga respuesta. Jean Luc Lagarce va construyendo un itinerario hecho de palabras y de dudas, de recuerdos que se contradicen, de fragmentos imposibles de completar. Un itinerario que probablemente no vaya a ningún lado y sólo se pasee por territorios que el tiempo se ha encargado de volver borrosos, brumosos, como esa noche en la que el primer hombre -los personajes no tienen nombre, sino que se los denomina como en las didascalias: el primer hombre, el segundo hombre y la mujer- bajó al río y ya nada volvió a ser igual.

lagarce

Historia de amor (últimos capítulos) juega con la incertidumbre y la repetición, y con distintos niveles de realidad para reconstruir una historia que puede terminar siendo un libro, una carta, una canción, una llamada telefónica, o no llegar a existir nunca ni siquiera en papel. Una historia que se reescribe permanentemente. Entre el “Prólogo” y los primeros capítulos se va desarrollando sobre el escenario una narración que a veces toma la forma de proceso creativo y otras de recuerdo, traída no se sabe si por sus protagonistas o por aquellos encargados de representarla –por eso los personajes dicen de sí mismos “el primer hombre, él, yo”, convocando desde el lenguaje todas esas posibilidades-. Como acostumbra, Lagarce da a la palabra un lugar central; se trata, una vez más, de teatro de texto, denso, intrincado, pero no difícil de seguir.

La puesta de Marcelo Velázquez saca buen partido de cada escena, ayudado por las actuaciones de los tres intérpretes y una iluminación que aporta materia significante.

Domingos 18 horas en ElKafka Espacio Teatral – Lambaré 866- C.A.B.A.

FICHA TÉCNICA

Dirección: Marcelo Velázquez

Elenco: Daniel Goglino, Marcelo Bucossi y Mercedes Fraile

Diseño y realización de escenografía: Ariel Vaccaro

Diseño de iluminación: Alejandro Le Roux

Vestuario: Julio Suárez

Música original y diseño sonoro: Pablo Bronzini

Entrenamiento vocal: Natalia Cappa

Diseño audiovisual: Román Melendrez

Diseño gráfico: Vanesa Bisutti

Fotografía: Aixa Alcántara

Prensa Duche&Zárate

Anuncios