CINE: LA TOMA

Estreno 24/10/13

Por El espectador compulsivo

LA POLÍTICA EN CLAVE ESTUDIANTIL

A mediados del 2010 más de una veintena de colegios fueron tomados en la Ciudad de Buenos Aires como parte de una protesta conjunta para reclamar mejoras edilicias y en defensa de la educación pública. Un poco más tarde que la mayoría de ellos, tras largos debates, el Nicolás Avellaneda se sumó al movimiento. El documental de Sandra Gugliotta propone una mirada a los entretelones de este proceso que llevó varios meses y no se limitó a la toma de las instalaciones, sino que incluyó numerosas marchas y contramarchas que acompañaron el aprendizaje sobre las responsabilidades que cada uno tiene como parte de una comunidad (de una escuela, de un colectivo estudiantil, de una sociedad). Una instancia que para algunos de ellos se transformó en el despertar definitivo a una vida políticamente activa.

PATIO

Gugliotta – Las vidas posibles, 2007- construye desde el vamos un relato que se instala puertas adentro, tomando como referentes a chicos, padres y autoridades en relación con el conflicto, pero también con la vida cotidiana del colegio más allá de las condiciones extraordinarias que trae aparejadas la repentina necesidad de tomar decisiones colectivas. La primera parte –el film dura apenas poco más de una hora, un tiempo justo que ayuda a condensar la narración de un modo interesante- atrae en la medida en que echa un vistazo “al otro lado” de lo usualmente mostrado por los noticieros. Junto con la cámara podemos atravesar la puerta y “espiar” los primeros pasos que dan los alumnos en relación a sumarse o no a una lucha que ya ha empezado sin ellos. La realizadora opta por un registro observacional, que borra su presencia, la que parece no ser tomada en cuenta en general por quienes son “capturados” por ella. Y aquí es necesario hacer dos salvedades. La primera es que, si bien todo observador modifica aunque sea mínimamente su objeto de estudio por el solo hecho de observarlo, en La toma este impacto es casi imperceptible, aún en los casos en que la cámara sigue a alguien a través de los pasillos, algo que sin duda es difícil pasar por alto. Mérito, sin duda, de la narración.

La restante salvedad tiene que ver con el montaje. Evidentemente, ninguna elección de imágenes es “inocente”, sino que obedece a intereses ideológicos, estéticos y/o narrativos de quienes la realizan. En este sentido, hay que subrayar que esta selección es uno de los principales logros del film ya que a través de ella se van construyendo personajes que es posible identificar y seguir en su crecimiento personal, y situaciones que aportan un desarrollo dramático. En la segunda parte del film estos efectos son notorios.

Desde el punto de vista político, hay prescindencia de la instancia narrativa de una toma de posición frente al tema puntual de la ocupación del colegio, prescindencia que a la postre obra como un subrayado de lo que para la directora realmente está en juego: aprender a participar y comprometerse, a tomar las mejores decisiones posibles en cada coyuntura, a luchar mancomunadamente aun cuando haya que realizar concesiones.

NOCHE

Un relato sin rebuscamientos que da cuenta de un gesto político cada vez más frecuente en los colegios de la ciudad de Buenos Aires.  De absoluta vigencia, además, como lo prueban las tomas realizadas hace un mes en protesta por la reforma curricular en las escuelas técnicas propiciada por el gobierno de Mauricio Macri.

 

TRAILER

FICHA TÉCNICA

LA TOMA (Argentina, 2013)

Dirección: Sandra Gugliota

Guión: Víctor Cruz y Sandra Gugliotta

Dirección e Fotografía: Diego Poleri y José María Gomez

Edición: Juan Pablo Di Bitonto

Sonido: Martín Codini

Música Sebastián Escofet – MAMUSHKAS

Duración: 69 minutos

Anuncios