CINE: CUESTIÓN DE TIEMPO

Estreno 7/11/13

Por El espectador compulsivo

ERRAR ES HUMANO

¿Qué harías si tuvieras la oportunidad de volver al pasado y evitar que algunos sucesos tuvieran lugar del modo en que acontecieron? Si la vida tuviese la fragilidad de lo provisorio y pudiera vivirse en borrador, a pura prueba de ensayo y error, ¿con qué fin utilizarías el don?, ¿qué equivocaciones corregirías, cuáles faltas salvarías, qué momentos elegirías vivir distintos o nuevamente? Con este planteo de base, Cuestión de tiempo se abre paso como una comedia simpática, de un humor que juega  permanentemente con el “efecto mariposa”; simple pero efectivo, sin groserías. Es también una historia romántica con algunos contratiempos, aunque no demasiados. Pero sobre todo, es el “retrato” de una familia con sus pequeñas obsesiones, sus grandes amores, sus deliciosos gestos cotidianos. Hábitos que tejen vínculos y dan vida a personajes que al final, cuando aparecen los créditos, sentimos que han logrado “corporizarse”.

cuestion de tiempo

Un muchacho un poco torpe y con poca suerte con las mujeres es informado por su padre de que todos los hombres de la familia poseen el don de volver atrás en el tiempo. A Tim (Domhnall Gleeson, hijo del actor Brendan Gleeson[i]) le lleva poco tiempo aceptarlo y usarlo para conseguir novia, ayudar a amigos o familiares en apuros, o ensayar la mejor solución para algún dilema. No hay nada demasiado complejo ni extremadamente original en este relato. Incluso algunos recursos pueden parecer algo ovbios o inapropiados –como que sea el largo del flequillo de ella el que de cuentas al espectador del avance en la línea temporal luego de una gran elipsis, o que los padres de la muchacha (norteamericanos) sean mucho más conservadores que los de él (ingleses). Sin embargo, una sensación de risueña calidez acompaña las más de dos horas de metraje que terminan, de todas maneras, resultando algo excesivas.

Indudablemente, el realizador británico Richard Curtis –director de Realmente amor (2003), y guionista de dos Bridget Jones (2001 y 2004) y Cuatro bodas y un funeral (1994), entre otras- sabe de ritmos y de climas, y maneja un humor blanco siempre eficaz. Aunque algunas escenas puedan ser tildadas de cursis, es imposible no sentirse tocado por una historia que en ningún momento abruma.

Con el excelente Bill Nighy (El exótico Hotel Marigold, 2012[ii]) en el rol del padre, Cuestión de tiempo divierte y emociona, dejando un sabor agridulce que perdura.

Para quedarse pensando en el “secreto” de la vida.

TRAILER
FICHA TÉCNICA
Cuestión de tiempo (About Time, Gran Bretaña,2013)
Guión y dirección: Richard Curtis
Fotografía: John Guleserian
Música: Nick Laird-Clowes
Edición: Mark Day
Duración: 123 minutos
Elenco: Domhnall Gleeson, Rachel McAdams, Bill Nighy, Lydia Wilson, Lindsay Duncan, Richard Cordery, Joshua McGuire, Tom Hollander y Margot Robbie.

[i] Para ver la filmografía de Brendan Gleeson CLICKEAR AQUÍ

[ii] Para ver crítica CLICKEAR AQUÍ

 

Anuncios