TEATRO: MALDITOS (todos mis ex)

VARIACIONES SOBRE EL AMOR Y EL DESAMOR

Una mujer que echa sobre su pasado una mirada tan implacable que hace que tome cuerpo allí, sobre el escenario, es el punto de arranque de Malditos (todos mis ex), una nueva propuesta de Mariela Asensio -esta vez en co-autoría con Reynaldo Sietecase- que no pierde, sin embargo, su toque personal, ese a la vez ácido y nostálgico.

malditos todos mis ex

Una narradora que hace de anfitriona, una muchacha adolescente, otra joven y crédula, una más con algunos fracasos encima y dispuesta a todo -todas ellas una misma mujer según pasan los años, las experiencias y los hombres que, de algún modo, atravesaron su vida- conviven en escena trayendo sus historias fragmentadas, sus vivencias a flor de piel con las tergiversaciones propias del recuerdo. Y también a ellos, aquellos que compartieron un momento y luego el flujo de la vida arrastró lejos; o no.  Historias de hombres y mujeres haciéndose y deshaciéndose constantemente en reproches, besos y abandonos.

Sin respetar la línea temporal, saltando de una historia a otra y con un punto de vista que solo en apariencia es uno solo[i], Malditos (todos mis ex) apela, sobre todo, a un excelente elenco para darle carnadura a estos seres que se debaten entre la ficción y la realidad, entre el presente y el pasado en perpetua reconstrucción. Hay algo desolado y triste sobrevolando el relato que encuentra su eco en el escenario vacío del que, sin embargo, ningún personaje puede escapar. Allí están todos, desordenados como los recuerdos, acudiendo a la voz de la anfitriona que los convoca y los cuestiona, pero no consigue dominarlos. Todo está allí, en ese espacio despojado y muy expuesto por la proximidad del público, casi al alcance de la mano, con la intimidad que da lo compartido y también con el riesgo de la afectividad tan en carne viva, pero con mucho humor.. Con esa mirada aguda que nos hace reír de nosotros mismos, de nuestras debilidades y las ilusiones perdidas. Y con música, porque nuestros mejores y peores momentos están anclados a canciones que los definen o, simplemente, los traen a la memoria.

Con las magníficas actuaciones de Marina Lovece y Raquel Ameri junto a un elenco a la altura de la complejidad del texto espectacular, personajes lejos de cualquier estereotipo y un tema universal, Malditos (todos mis ex) habla de nuestros vínculos y frustraciones, es decir, del sinuoso entramado de nuestra vida. ¿Puede haber algo más misterioso?

Sábados 21 30 horas, Teatro del Pueblo Avda. Roque Sáenz Peña 943 -CABA

FICHA TÉCNICA


Dramaturgia: Mariela Asensio y Reynaldo Sietecase

Dirección: Mariela Asensio

Diseño y Realización de vestuario: Vessna Bebek

Diseño de luces: Ricardo Sica

Fotografía: Juan Borraspardo

Prensa: Débora Lachter comunicación| prensa

Producción Ejecutiva: Antonella Schiavoni

Asistencia de dirección: Paola Luttini

Elenco: Federica Presa, Ariel Pérez de María, Raquel Ameri, Federico Schneider, Marina Lovece, Hernán Herrera, Constanza Molfese.

 


[i] Aquí el trabajo de Sietecase dándole voz a los hombres es fundamental.