CINE: LUMPEN

Estreno 5/6/14

Por El espectador compulsivo

Debut en solitario de Luis Ziembrowski como director, Lumpen cuenta con un elenco de excelentes actores al servicio de un relato denso pero confuso, de una morosidad  en la información que no permite que cuaje en situaciones contundentes sino sobre el desenlace y una preocupación formal demasiado obvia que hace la recepción, por momentos, irritante. Aún así, se trata de un film “honesto”, vocablo con el que la crítica suele catalogar films que corren un loable riesgo estético pero cuyo producto final no ostenta los resultados esperables.

lumpen 1

El término “lumpen” hace referencia al sujeto marginal que subsiste en la mendicidad, muchas veces fuera de la ley. El vocablo tiene su raíz en la teoría marxista que acuñó el concepto de  lumpenproletariat –literalmente, algo así como “proletariado del andrajo”- para designar un subgrupo que detenta condiciones materiales de vida muy precarias y no posee conciencia de clase. En el film de Ziembrowski el título remite a un enigmático personaje que vive en lo que parecería ser una fábrica abandonada en un barrio del que solo se muestran un par de cuadras. El relato va buceando, a través de una narración oscura y deliberadamente inquietante, en los comportamientos de los vecinos durante lo que se supone es una crisis política que agita en los ánimos una conciencia de participación (hay asambleas de discusión, se escuchan desde la banda sonora ruidos de bombos y disturbios, parece haber manifestaciones de las que solo tenemos noticias muy de soslayo). Si bien el guionista y director declara anclar la historia en la crisis del 2001, tal claridad temporal y de contexto no aparece en la película, lo cual podría ser un hallazgo estético si no fuera porque tampoco los personajes están bien definidos debido a una dosificación de la información que impide la comprensión cabal de lo que sucede durante casi todo el film. Se crea de este modo un atmósfera angustiante dentro de la cual todos los personajes parecen constituir una amenaza en una ciudad irreconocible y, por momentos, fantasmagórica. El rol central está a cargo de Sergio Boris quien interpreta a Bruno, un burgués (para usar palabras del propio director) conflictuado, en el que es más notoria esta última condición que la que lo define a nivel clase. Bruno parece estar empantanado en una indeterminación que lo hace apocarse, en el sentido estricto del término: volverse menos, retraerse, abatirse, acobardarse. Desde lo ideológico, el film propone explorar la doble moral de sujetos aparentemente progresistas pero incapaces de jugarse en el momento en que las circunstancias lo demandan. A pesar de las buenas intenciones, el extrañamiento instalado desde la puesta en escena y la marcada paranoia del personaje central atenúan el planteo que termina licuado en un relato solemne y, en algunas secuencias, inconsistente. No obstante, el film da lugar a la reflexión. 

TRAILER

FICHA TÉCNICA

Lumpen (Argentina, 2013)

Dirección: Luis Ziembrowski

Guión: Iosi Havilio y Luis Ziembrowski

Dirección de Fotografía: Segundo Cerrato

Música: Cristian Derbaradegian.

Edición: Andrés Tamornino

Sonido: Sebastián González, Lucia Iglesias y Marcos Zoppi

Duración: 88 minutos

Elenco: Sergio Boris, Diego Velázquez, Alan Daisc, Daniel Valenzuela, Analía Couceyro, María Inés Aldaburu, Gabo Correa, Rubén Noceda, Tamara Garzón Zanca y Oscar Alegre.

 

Anuncios