CINE: EL HOMBRE DUPLICADO

Estreno 12/06/14

Por El espectador compulsivo

“EL CAOS ES ORDEN TODAVÍA SIN DESCIFRAR”

Trasposición libre de la novela de José Saramago, El hombre duplicado tematiza la figura del doble (motivo ampliamente frecuentado tanto por el cine como por el psicoanálisis), convocando en el espectador -a lo largo de una hora y media de una narración poco tradicional- inquietudes ancestrales. El film recupera y expande el meollo de un texto que hurga allí donde la esperanzada creencia de ser único e irrepetible se quiebra, cuestionando la identidad y su fundamento en un clima enrarecido y agobiante en el que las fronteras entre lo real y lo onírico aparecen borradas. Duplicación, juego de espejos, pesadillas e insatisfacciones; historias cruzadas que se entremezclan en un relato que recuerda los de David Lynch, vericuetos de una narración nunca lineal que serán apreciados sólo por quienes hallen placer en adentrarse por caminos no siempre lógicos, renunciando de entrada a algunas respuestas.

enemy

El plot point inicial es el descubrimiento por parte de un tímido y aburrido profesor de historia de la existencia de otro hombre exactamente igual a él en una película en la que el desconocido tiene un papel menor. Comienza así un rastreo que lo lleva a enfrentarse “cara a cara” con su doble –una figura con algo del “gemelo malvado” cristalizado en literatura y cine-, un actor de poca monta mucho más atrevido y seguro que él. Pronto ese “otro” se convierte en una peligrosa obsesión que termina involucrando, también, a sus respectivas parejas. La historia permite el lucimiento de Jake Gyllenhaa en los roles centrales, a los que aporta una composición llena de necesarias sutilezas (imprescindibles, puesto que ambos son físicamente iguales, pero de diferente personalidad). Lo inexplicable de la situación lleva a una perplejidad que pasa de los personajes a la platea. Cada pista dejada como al pasar se convierte, entonces, en una pieza relevante en un rompecabezas imposible de armar en su totalidad. El relato se hace denso en la medida que se abre a distintos niveles de sentido. El final es inesperado y, lisa y llanamente, tan shockeante que obliga a replantearse una vez más todo el film.

La acción transcurre en una Toronto ocre y lejana, casi desierta a pesar de los altos edificios y las largas filas de autos en las autopistas. El realizador canadiense Denis Villeneuve (La sospecha, 2013, también con Jake Gyllenhaa en uno de los papeles protagónicos[1]) va construyendo un relato fragmentario, de saltos bruscos y frecuentes primeros planos en el que son más importantes las atmósferas y los personajes que la acción propiamente dicha. La ciudad es un protagonista más, tan amenazadora como ese “otro” desconocido que uno no puede controlar, ya sea que esté afuera -hermano, clon, inexplicable “rulo” del destino- o adentro, tomando la forma de los sueños más recurrentes, de las fantasías eróticas más inconfesables. Lo realmente atrapante del film es abrirse a múltiples interpretaciones posibles, y que ninguna logre explicarlo del todo.

4 

TRAILER

 

FICHA TÉCNICA

El hombre duplicado (Enemy, Canadá-España, 2013)

Dirección: Denis Villeneuve

Guión: Javier Gullón, basado en la novela de José Saramago.

Dirección de Fotografía: Nicolas Bolduc

Música: Danny Bensi y Saunder Jurriaans

Edición: Matthew Hannam

Duración: 90 minutos

Elenco: Jake Gyllenhaal, Mélanie Laurent, Sarah Gadon e Isabella Rossellini.

[1]  Leer aquí la crítica de este film

 https://elespectadorcompulsivo.wordpress.com/2013/12/10/cine-la-sospecha/

Anuncios