CINE: HISTORIAS DE CRONOPIOS Y DE FAMAS

Estreno 28/08/14

Por El espectador compulsivo

 UN UNIVERSO INTERESANTE

“No hay tercera dimensión.

El hombre repta pero no lo acepta”

Son muchos los eventos que, en distintas latitudes, homenajean a Julio Cortázar al cumplirse el centésimo aniversario de su nacimiento. El estreno en varios lugares del mundo del film de Julio Ludueña Historias de cronopios y de famas es uno de ellos. La película –que requirió seis años de trabajo artesanal- propone un recorrido por algunos de los cuentos del escritor de la mano de diez reconocidos artistas plásticos argentinos: Carlos Alonso, Daniel Santoro, Antonio Seguí, Patricio Bonta, Crist, Ricardo Espósito, Luis Felipe Noé, Magdalena Pagano, Luciana Sáez y Ana Tarsia. El resultado es un largometraje de animación en capítulos en el que cada artista realiza su aporte original, contribuyendo a la vez a un todo armónico que logra plasmar el universo cortazariano con vuelo propio. “Elegí filmar Historias de cronopios y de famas porque sus personajes y relatos exploran lo cotidiano con la magia del surrealismo, combinando al mismo tiempo emociones e ideologías”, sintetiza su director. Texturas, líneas y colores conforman junto con la música y la rima la materia de esta obra compleja e interesante.

Pequeña historia tendiente a ilustrar lo precario de la estabilidad dentro de la cual creemos existir, dibujos  de Yuyo Noé

Pequeña historia tendiente a ilustrar lo precario de la estabilidad dentro de la cual creemos existir, dibujos de Yuyo Noé

Los cuentos de Cortázar en los que se originan los diez relatos son muy breves e importan casi todos una dificultad extra para su traslación directa a la pantalla ya sea por su abstracción, ya sea porque algunos de ellos -aunque con gran despliegue imaginativo- no son más que un apunte. Por otro lado, estas características son, precisamente, las que permiten a cada artista una libertad personal que hace que, aun conservando la impronta cortazariana,  los relatos “florezcan”, por así decirlo, de modo diverso. En este sentido, no solo hay que destacar la labor del director y guionista, sino la del jefe de animación y editor, Juan Pablo Bouza.

Fama y eucalipto, Antonio Seguí

Fama y eucalipto, Antonio Seguí

El particular universo del que da cuenta el escritor está habitado por tres tipos de seres: cronopios, famas y esperanzas. Los cronopios son criaturas ingenuas, idealistas, desordenadas, sensibles y poco convencionales. Los famas son rígidos, organizados, persiguen el éxito y ocupan altos cargos políticos o empresariales. Entre estos dos extremos, se sitúan los esperanzas, rutinarios y simplones; los menos presentes tanto en los textos como en el film.

LAS HISTORIAS

El primer capítulo está dedicado a Fama y eucalipto, con dibujos de Antonio Seguí. La historia tiene un buen desarrollo narrativo y una música –a cargo de Ezequiel Ludueña (hijo de Julio)-  pegadiza y de gran impacto.  De hecho La milonga de los cronopios y La balada de los famas suenan en varios de los relatos y son otros de los elementos que dan armonía al conjunto. Le sigue Inconvenientes en los servicios públicos de Antonio Bonta, cuyas ilustraciones de trazos austeros (casi bosquejos) en blanco y negro intensifican el oscuro clima político de la historia. Los dibujos de Pequeña historia tendiente a ilustrar lo precario de la estabilidad dentro de la cual creemos existir pertenecen a Yuyo Noé y fueron tomados de un mural, con el permiso del autor; el relato posee un clima kafkiano. A continuación vienen Lo particular y lo universal con dibujos de Magdalena Pagano -uno de los que resultan más extensos y, quizás, menos logrados- y Temas para un tapiz, por Crist, también en blanco y negro. Completan la serie Las líneas de la mano, con dibujos de Ricardo Espósito; La cucharada estrecha, por Ana Tarsia; Comercio de Daniel Santoro con la iconografía que ha hecho conocida el dibujante en sus estudios sobre el peronismo; Propiedades de un sillón, ilustrado por Luciana Saéz y Conservación de los recuerdos, de Carlos Alonso.

La sucesión de relatos tiene altibajos, como en general sucede en los films que congregan capítulos independientes. Algunos resultan demasiado extensos (la película dura 83 minutos, es decir, es un largometraje), otros no tan atractivos. Sin embargo, el conjunto constituye una propuesta interesante, por momentos, poética. Tal vez resulte un poco morosa para aquellos que esperan del cine solo acción, pero para los otros, bien vale el riesgo de la novedad.

FICHA TÉCNICA

 Guión y Dirección: Julio Ludueña

Jefe de animación y edición: Juan Pablo Bouza.

Animadores: Claudio Andaur, Florencia Bouza, Verónica Bouza, Guillermo Espertino, Iván Hoffmann, Pablo Lizardo, Manuel Perez, Dario Tacco, Marcos Golfari, Ricardo Ayala, Pablo Graziano, David Teres y Alvaro Vidal.

Música y canciones: Ezequiel Ludueña.

Doblajes: Stella Maris Closas, Cristina Tejedor, Aldo Pastur, Juan Carlos Galván, Rodolfo Graziano, Luis Albano, Ruby Gattari, Pablo Nisenson, Victor Dinenzon, Viviana Salomón, Daniel Lemes, Juan Cruz Gaglio, Guadalupe Iñiguez, Alicia Müller, Alejandra Ybarra, Enrique Vilar y Oscar Gioia.

Producida y distribuida por Julio Ludueña con apoyo del INCAA

CONSERVACIÓN DE LOS RECUERDOS, de Julio Cortázar

Los famas para conservar sus recuerdos proceden a embalsamarlos en la siguiente forma: luego de fijado el recuerdo con pelos y señales, lo envuelven de pies a cabeza en una sábana negra y lo colocan parado contra la pared de la sala, con un cartelito que dice: “Excursión a Quilmes”, o: “Frank Sinatra”.

Los cronopios, en cambio, esos seres desordenados y tibios, dejan los recuerdos sueltos por la casa, entre alegres gritos, y ellos andan por el medio y cuando pasa corriendo uno, lo acarician con suavidad y le dicen: “No vayas a lastimarte”, y también: “Cuidado con los escalones”. Es por eso que las casas de los famas son ordenadas y silenciosas, mientras que en las de los cronopios hay gran bulla y puertas que golpean. Los vecinos se quejan siempre de los cronopios, y los famas mueven la cabeza comprensivamente y van a ver si las etiquetas están todas en su sitio.

Anuncios