CINE: MAGIA A LA LUZ DE LA LUNA

 

Estreno 9/10/14

Por El espectador compulsivo

ENTRE EL CLASICISMO Y LA INTRASCENDENCIA

Comedia romántica con el inconfundible sello de Allen, este –por ahora- su último film tiene algunas de las constantes de sus mejores realizaciones pero también muchas de las debilidades de sus obras menos logradas. Algo de humor ácido, réplicas escépticas pero ocurrentes, romance en bellos paisajes y el atractivo de una época dorada y lejana, se combinan para darle forma a un relato cuyo meollo es un profundo dilema existencial que debería correr por debajo y darle sustento a la historia. Sin embargo, los elementos dispares puestos en juego –la pareja romántica, la intriga sobre el posible engaño, el planteo filosófico- no tienen la suficiente fuerza como para sostenerse amalgamados y darle algún vuelo a la narración, y andan por allí, sueltos, demasiado obvios o demasiado débiles, diluyéndose hasta perder interés, tanto para el realizador como para el espectador.

magia a la luz

Magia a la luz de la luna es la historia de un ilusionista inglés que recorre el mundo como un mago oriental, allá por los años ’20. Su nombre artístico es Wei Ling Soo pero, en realidad, se trata de Stanley Crawford, quien tras la máscara china y la fama internacional esconde una personalidad excesivamente racional y hosca. Es, sin duda, el consabido alter ego de Allen, solo que, en este caso, el discurso es tan explícito y recurrente que es el director mismo quien pasa a primer plano, opacando a Colin Firth, el actor encargado de encarnarlo. Stanley Crawford es convocado por un amigo para desenmascarar a una joven que, haciéndose pasar por vidente, está estafando a varias de las aristocráticas familias que pasan el verano en la Riviera francesa. Ella, una encantadora joven de temperamento extrovertido (y edad bastante menor), hará tambalear los férreos principios del caballero, que comenzará a debatirse entre la razón y la magia, lo natural y lo sobrenatural, como si la solución de este dilema intelectual abriera, sin más, las puertas del amor (este también, ilusión, magia).

La fotografía del iraní Darius Khondji suaviza los tonos dándole al paisaje una atmósfera especial, algo así como un aura que se combina con la propia de la época y sus brillos y trajes glamorosos. La música es otro ingrediente fundamental en un coctel que, sin embargo, no alcanza el sabor a la vez festivo y nostálgico de Medianoche en París (2011), donde, por otra parte, el elemento mágico está mejor integrado y es más contundente. Sin un sustrato fuerte, todo lo demás parece solo fuegos de artificio; un juego de encantamiento similar al que abre el relato con Wei Ling Soo haciendo desaparecer un elefante. Solo que aquí debería aparecer una historia de amor en todo su esplendor, emergiendo entre espíritus y estafas… y apenas si se muestra.

3·

TRAILER

FICHA TÉCNICA

Magia a la luz de la luna (Magic in the Moonlight, Estados Unidos, 2014)

Guión y Dirección: Woody Allen

Dirección de Fotografía: Darius Khondji

Edición: Alisa Lepselter

Duración: 97 minutos

Elenco: Colin Firth, Emma Stone, Eileen Atkins, Marcia Gay Harden, Hamish Linklater, Simon McBurney, Jacki Weaver, Erica Leerhsen, Catherine McCormack, Jeremy Shamos y Ute Lemper

Anuncios