CINE: DIOS MÍO, ¿QUÉ HEMOS HECHO?

Estreno 29/01/15

Por El espectador compulsivo

 

UNA VISIÓN OPTIMISTA Y ALGO NAÏF DEL PROBLEMA DE LA INTEGRACIÓN

Con algunas semanas de retraso con respecto a su primitiva fecha de estreno llegó este jueves a la cartelera cinematográfica porteña este film francés que enfoca en tono de comedia el tema de la integración racial en ese país. Se trata de una de las películas más taquilleras del año pasado en tierras galas, a cuyo auditorio sin dudas está destinada la película en primera instancia: son, sobre todo,  sus prejuicios, sus pluralidades étnicas y sus dificultades de integración las que se ponen en foco con un humor burlón, crítico pero condescendiente. El film parece decir “he aquí nuestros problemas, nada que con un poco de buena voluntad no pueda solucionarse, al fin y al cabo somos todos franceses” (acaso, unos más que otros), En el medio, el violento atentado al semanario satírico Charlie Hebdo parece haber cambiado inevitablemente el contexto.

dios mío 2

Claude y Marie Verneuil son una pareja de la alta burguesía de provincia que debe acomodarse a su nueva situación familiar a medida que tres de sus cuatro hijas se casan con hombres de diferentes etnias y religiones -un musulmán, un judío y un chino-, cortando de cuajo el sueño materno de una ceremonia por iglesia (católica) y el paterno de una descendencia “pura”. ¿Cómo sobrellevar el mestizaje cultural?, ¿qué costumbres extrañas traerán consigo estos hombres “extranjeros”, no importa dónde hayan nacido? El relato se encarga de demostrar que ellos pueden ser tan franceses como sus suegros y sus costumbres no tan diferentes, o, en todo caso, compatibles (y motivo de risa, incluso la circuncisión, a la que el film le dedica una importante secuencia). En esta primera parte, se juega más que nada con los estereotipos, sin ánimo de deconstruirlos, pero sí de ponerlos en evidencia con un guiño. En la segunda mitad del film, el conflicto pasa por la cuarta hija, última esperanza de un matrimonio como los soñados por sus padres, expectativas que ella se encargará de aniquilar al comprometerse con un hombre de color, eso sí, católico. A partir de allí, el relato se explaya en los conflictos raciales que comparten los dos pater familias -el de la novia y el del novio-, interesante planteo que en este último caso propone un giro de ciento ochenta grados sobre el habitual punto de vista racial.

Dios mío, ¿qué hemos hecho? abreva en el costumbrismo para describir una clase social y sus prejuicios, al tiempo que bucea en lo que parece ser la ancha brecha existente entre la adopción de una posición “políticamente correcta” y el obrar realmente en consecuencia. La mirada es un tanto inocente, aunque no se soslayen rispideces, y la clave es el humor rápido y efectivo. Quizás la mayor falencia de la propuesta sea cierta falta de profundidad en la resolución de los conflictos, como parecen demostrarlo la escena del himno y la de los tres pavos para el almuerzo.

TRAILER

 

FICHA TÉCNICA

Dios mío, ¿qué hemos hecho? (QU EST-CE QU ON A FAIT AU BON DIEU, Francia, 2014)

Dirección: Philippe de Chauveron

Guión: Philippe de Chauveron y Guy Laurent

Dirección de Fotografía: Vincent Mathias

Música: Marc Chouarain

Edición: Sandro Lavezzi

Elenco: Christian Clavier, Chantal Lauby, Ary Abittan, Medi Sadoun, Frédéric Chau.

Duración: 97 minutos

Anuncios