CINE: EL CÓDIGO ENIGMA

Estreno 5/02/15

Por El espectador compulsivo

 

UN TRHILLER CONMOVEDOR

No es tarea fácil hacer de la búsqueda de un código por parte de cinco especialistass encerrados en una habitación el tema de un film atractivo y no exento de tensión; un thriller que, además, tenga alma; una aventura en cuyos éxitos y fracasos podamos sentirnos involucrados. Sin embargo, todo eso logra Morten Tyldum (Cacería implacable, 2011[1]), quizás al precio de postergar lo que debería ser el interés principal –el quiebre del código de encriptamiento de los mensajes nazis- en función del costado más personal de su protagonista, el genio matemático británico Alan Turing. El resultado, no obstante, es un relato sencillo pero emocionante que va y viene en la línea temporal para dar cuenta de por qué quien ayudó a terminar nada menos que la Segunda Guerra Mundial es prácticamente un desconocido.

The-Imitation-Game-650x290

La clave del film es, sin duda, su figura central (y, claro, el actor que la interpreta, el muy dúctil Benedict Cumberbatch). El guión de Graham Moore construye un héroe con muchas aristas: arrogante, con problemas de comunicación y dificultades para trabajar en equipo, y aun así digno de simpatía, Alan es un superdotado que arrastra un pasado de cuya complejidad irá dando noticias el relato a través de flashbacks que se remontan a su época de estudiante, a fines de la década del ’20. Es más, el presente de film está anclado en un incidente policíaco en 1951, circunstancia que sirve de disparador para que Turing cuente su papel en la guerra: la construcción de una máquina capaz de procesar datos y solucionar problemas, nada menos que el antecedente de nuestras modernas computadoras. Esta estructuración del relato manifiesta esta primacía acerca del costado de su vida que el film privilegia y cuyo detalle no mencionaremos para que quienes no conozcan los pormenores de la historia puedan ir recibiéndola tal cual lo planearon guionista y director.[2] Baste decir que lo secreto en cuanto tal recorre todo el relato, en un triple sentido: secretos de los nazis a descubrir (el código), secretos de Estado (las posiciones estratégicas, el juego de espionaje-contraespionaje) y, por último, fundamentalmente, los secretos personales, esos que marcan la vida del protagonista.

Cumberbatch le da todo a su personaje: intensidad, emoción contenida, carnadura real. Él es el protagonista ideal para un thriller que se mete de lleno en el drama existencial de un hombre solitario y conflictuado, incomprendido en más de un aspecto.

4-123

TRAILER

FICHA TÉCNICA

El código enigma (The Imitation Game, Gran Bretaña-EE.UU., 2014)

Dirección: Morten Tyldum

Guión: Graham Moore, basado en el libro Alan Turing: The Enigma, de Andrew Hodges

Dirección de Fotografía: Oscar Faura

Música: Alexandre Desplat

Edición: William Goldenberg

Duración: 113 minutos

Elenco: Benedict Cumberbatch, Keira Knightley, Matthew Goode, Rory Kinnear, Matthew Beard, Charles Dance, Mark Strong.

 

 

[1] Para leer crítica CLICKEAR AQUÍ

[2] Un caso raro, el tráiler por lo general más que explícitos, no lo adelanta, aunque es minucioso en cuanto al otro costado de la historia. Sólo lo da a entender.

Anuncios