CINE: JOVEN Y BELLA

Estreno 5/03/15

Por El espectador compulsivo

 ¿A LA ALTURA DE BUÑUEL?

Con menor espesura y una mayor cuota de indefinición que En la casa, película en la que también aborda el tema de la sexualidad en la adolescencia en el seno de una familia burguesa [1], Ozon bucea en el despertar sexual de una joven de diecisiete años a través de un relato complejo que, sin embargo, avanza con la misma indolencia con que su protagonista pasa de su primera relación sexual a ejercer la prostitución. Elegante pero desapasionada, la narración plantea más incógnitas que las que resuelve, impidiendo cualquier identificación con un personaje al que apenas se conoce salvo por ciertos actos inexplicados. ¿Por qué inicia el “negocio” si no le hace falta dinero, ni la satisface sexualmente, ni siquiera parece reportarle una dosis importante de adrenalina a través de la cercanía con el peligro? Hay algo mecánico en este pasaje de Isabelle por distintas etapas, algo que no termina de darle poder o convertirla en adulta a pesar de concederle más experiencia.joven y bella

La belleza de Marine Vacth es fundamental para una historia que solo crece en la medida en que el enigma que ella representa sea atractivo. Contra lo que pudiera esperarse, el film no destila erotismo, a pesar de la desnudez de su protagonista y las escenas de sexo en distintos hoteles (sobre todo una me recordó otra -muy similar pero más cruda- en un baño en Elles, el film de Malgorzata Szumowska [2]). Ozon construye una visión un tanto idílica de la prostitución, una en la que solo en un caso aislado algún cliente puede llegar sobrepasarse y aun así este “exceso” no llega a ser un suceso traumatizante. El único episodio de su periplo que realmente “marca” a Isabelle es el que desencadena un giro en el relato. A partir de allí éste se densifica, volviéndose más interesante y más crítico.

El film está planteado en cuatro capítulos que se corresponden con las cuatro estaciones del año, cada una marcada por una canción de Françoise Hardy, cuya voz frágil y tierna hablando del amor adolescente contrasta con la historia de la protagonista, ahora convertida en Léa gracias a la página web que promociona sus servicios. Ozon, que parece desconocerla tanto como los espectadores a lo largo del film, juega con esta carencia de información, sugiere, explora, pero se queda al margen. Y nosotros, también.

Una película para aquellos que no buscan todas las respuestas, sino que toman el riesgo de seguir a los personajes en el sinuoso camino a recorrer durante la hora y media que dura la película. Aunque el título surge de una antigua revista para quinceañeras, es imposible no hacer la relación con Belle de jour, de Luis Buñuel (1967), vínculo que el mismo Ozon se encarga de remarcar. Queda entonces la cuestión de si está a la altura.

 tres y medio

TRAILER

FICHA TÉCNICA

Joven y bella (Jeune et jolie, Francia, /2013)

Dirección y guión: François Ozon

Dirección de Fotografía: Pascal Marti

Música: Philippe Rombi y canciones de Françoise Hardy

Edición: Laure Gardette

Duración: 95 minutos

Elenco: Marine Vacth, Géraldine Pailhas, Frédéric Pierrot, Johan Leysen, Charlotte Rampling.

[1] Para leer crítica de este film CLICKEAR AQUÍ

[2] Para leer crítica de este film CLICKEAR AQUÍ

Anuncios