CINE: VÓLEY

Estreno 12/03/15

Por El espectador compulsivo

A ROTAR!!!

Es más difícil hacer comedia que drama, porque el drama tiene su propia espesura, adquiere densidad de por sí por el tema, pero la comedia -sobre todo la comedia “liviana”- siempre corre el riesgo de “evaporarse”. No es este el caso de Voley, segundo largometraje de Martín Piroyansky –guionista, director y protagonista-, fundamentalmente, porque está bien hecho, con inteligencia a pesar de los estereotipos y algunas situaciones de trazo demasiado grueso. Y las buenas películas exceden el género para pasar a ser solo eso: buenas películas.

voley

Un grupo de amigos – dos varones y cuatro chicas- va a una isla del Tigre a pasar Año Nuevo a la casa de fin de semana de uno de ellos. Durante esos días que pasan juntos habrá más de un enredo sexual y no faltarán excesos. Los protagonistas son jóvenes y miran la vida con despreocupación, sin inhibiciones. Fuman, se emborrachan, bailan, pero también se interrogan por los vínculos que los unen y hasta se enamoran. Es un humor sobre jóvenes, pero no solo para jóvenes.

Piroyansky construye un relato ágil, que apela al chiste verbal tanto como al gag en justa medida, aunque caiga en algunos lugares comunes como la escena del inodoro, vista en más de un film norteamericano. Es un humor fresco que fluye naturalmente, en parte gracias al buen desempeño de los actores, en parte por el trabajo de dirección y montaje, porque al fin y al cabo, el cine es cine y no importa tanto la historia sino cómo se cuenta; cómo se maneja el humor, pero también la cámara, cómo se edita, cómo se elide, qué se hace con la banda sonora. Voley tiene diálogos brillantes, pero también una comicidad que está en la imagen misma, en la manera de narrar, y eso es un logro puramente cinematográfico.

Martín Piroyanski reserva para sí el papel del perdedor algo torpe que, sin embargo, consigue estar, en ocasiones sin proponérselo, con casi todas las mujeres de la casa. Tiene una posición machista, es cierto, pero ésta es notablemente paródica, como el mismo relato se encarga de demostrar: casi siempre es víctima de las circunstancias, toma muy pocas decisiones “amorosas” por sí mismo, y al final sufre por amor casi como un niño. El film propone una mirada lúdica, no una declaración de principios.

Quizás Voley sea una comedia “intrascendente”, pero es una muy buena comedia intrascendente. Juzgar menospreciativamente el género –sin importar  la manufactura del film- es tratar de modo igualmente despectivo al cine en cuanto tal, que es también entretenimiento.

4-123 

TRAILER

 

 

FICHA TÉCNICA

Vóley (Argentina, 2015)

Dirección y guión: Martín Piroyansky

Dirección de Fotografía: Julián Ledesma

Música: Nicolás Sorín

Edición: Pablo Barbieri

Duración: 95 minutos

Elenco: Martín Piroyansky, Violeta Urtizberea, Inés Efrón, Chino Darín, Vera Spinetta, Justina Bustos.

Anuncios