CINE: LA SOMBRA (BAFICI 5)

RETRATO DE FAMILIA

Un documental de Javier Olivera en primera persona; un film que empieza siendo un ejercicio de memoria vinculado a la casa de la infancia, para convertirse poco a poco en el registro de un enfrentamiento con su padre, el reconocido cineasta Héctor Olivera. Un relato intimista y, a la vez, por momentos distanciado, quizás por el tono con el que director lee los textos que él mismo escribió, lectura que constituye el punto más flojo de una obra compleja pero muy bien lograda, en la que se ha trabajado en forma independiente la banda imagen y la sonora.

Apelando a múltiples registros y formatos (muchos son fragmentos de películas caseras, otros lo son de las películas de su padre o de su socio, Fernando Ayala, filmes de la productora Aries), Javier va dando cuenta del esplendor de la mansión familiar y su posterior demolición, al tiempo que construye la monumental (al menos para él) figura de su padre, quien fuera una de las personalidades más poderosas de la producción argentina durante las décadas de los’60 a los ’80; el tycoon de Aries producciones.

La sombra (2015) es un film que ha llevado a Javier Olivera un largo tiempo de gestación, no solo de rodaje (de 2002 a 2008), sino de maduración. “Fue un proceso muy largo, porque está la cuestión personal –cuenta el realizador-, pero también está la cuestión del cine: cómo resuelvo esta película. Hay películas que tienen que esperar a que uno esté listo como persona y como cineasta”. Y aclara: “Al principio iba a ser un documental en relación a Aries” Evidentemente, en el proceso, dio un giro fundamental, convirtiendo al film en algo más personal. Mucho más personal.

4

TRAILER

Anuncios