TEATRO: AMARÁS LA NOCHE

Una de las ya clásicas obras de Santiago Loza en las que explora el universo femenino en el marco de la morosa vida pueblerina. Una vez más, lo que subyace es cierta espera desesperanzada, en este caso, alrededor de la muerte.

AMARÁS 2

Dos mujeres, madre e hija, están sentadas en su casa en medio de la oscuridad que las rodea. En el silencio de la noche, dialogan a media voz; se confiesan de un modo casual, mientras tejen, escriben o se prueban un vestido. Un secreto las ronda; ellas rezan e invocan a los muertos. Por momentos, los roles pueden llegar a intercambiarse. ¿Hay alguna que detente el poder o, en el fondo de todo, solo existe una tremenda soledad? Ocultas tensiones parecen a punto de estallar, y sin embargo…

La pieza, estrenada a mediados de los 2000, surgió de un trabajo de laboratorio que sumó a los textos la improvisación de las dos actrices que la protagonizaron en aquella oportunidad (Raquel Alberniz y Valentina Bassi). Ahora son Silvia Dietrich y Veronica Schneck quienes tienen a su cargo esos roles, dirigidas por Monica Viñao. La sala de El camarín de las musas con su enorme espacio escénico -muy ancho aunque no de tanta profundidad- constituye, sin duda, un desafío para una propuesta intimista, con solo dos actrices en el centro de la escena y con personajes que son, fundamentalmente, voz. La manera en que la directora lo resolvió en esta ocasión deja vacío gran parte del escenario, convertido en una enorme caja negra despojada, hecho que conspira, en alguna medida, con ese clima que la obra construye (quizás, con unos pocos elementos escenográficos el escenario hubiera dejado de mostrarse, precisamente, como tal). Lo  mismo sucede cuando la hija “sale” de ese espacio forjado en el centro y va hacia uno de los laterales, rompiendo deliberadamente el verosímil realista. Está claro que la sustancia y clave de la obra para la realizadora está puesto en las actuaciones de las actrices protagonistas, que, efectivamente, logran darle vida y relieve en base a un muy buen desempeño actoral, especialmente notorio en el caso de Silvia Dietrich en el papel de la madre.

Dos mujeres y un mundo de soledad, temor y misterio.  Los temas recurrentes en Santiago Loza que, sin embargo, no cansa explorar.

amaras B1

Funciones: domingos 18 hs. El Camarín de las Musas, Mario Bravo 960 – CABA

Para leer reportaje a Santiago Loza: https://elespectadorcompulsivo.wordpress.com/2015/01/13/teatro-reportaje-a-santiago-loza-un-dramaturgo-en-crisis/

FICHA TÉCNICA

Autor: Santiago Loza

Dirección: Mónica Viñao

Iluminación: Miguel Solowei

Diseño del espacio, escenografía, fotografía y diseño de programa: Cooperativa de Diseño

Realización Musical: Daniel Schneck

Elenco: Silvia Dietrich y Veronica Schneck

Anuncios