TEATRO: IGNACIO & MARÍA

UNA PUESTA EXTRAORDINARIA PARA UN TEXTO DE VUELO POÉTICO

Música, poesía, juegos de palabras, juego de ideas, pasos de baile; Ignacio & María propone múltiples y rizomáticos caminos para adentrarse en el mundo íntimo de una pareja. Una especie de rompecabezas teatral que se acerca a los bordes de la representación, los sobrepasa y vuelve sobre sí mismo. Sorprende siempre, porque es siempre cambiante, manteniendo, sin embargo, la coherencia argumental. Una puesta en escena maravillosa, absolutamente creativa, y dos magníficos actores lo hacen posible. El texto de la dramaturga cubana Nara Mansur les da la sustancia.

ignacio y maría

Encuentros y desencuentros; el amor y el desamor (y todos sus intermedios); el propio país y el exilio; la lucha; Muchos subtextos se entrelazan en un relato que, sin embargo, va reconcentrándose sobre sus dos únicos personajes, sobre su historia y sus diferencias. El texto dramático encuentra en la palabra su clave gozosa: cada frase aporta sentido y belleza. Pero no es la única: es en la mixtura de procedimientos poéticos donde la obra gana en espesor y, también, en fluidez. Se trata de un texto eminentemente político, pero sin esa solemnidad, sin esa pesada carga intelectual, con la que algunos realizadores -teatrales o cinematográficos-  afrontan el compromiso o la reflexión. La llave, en este sentido, se halla en el pensamiento de Bernard Marie Koltès que da inicio a la pieza:

“A priori, habría que considerar que cualquier lenguaje es irónico y cualquier acción trascendente; lo que evitaría tomar en serio cosas que no lo son, teñir de tristeza escenas que deberían ser divertidas y eliminar lo trágico de la historia”.

La puesta de Corina Fiorillo convierte el espacio en los dos mundos que requiere la acción, uno para cada personaje, distintos y, sin embargo, en perpetua relación y cambio, al aprovechar cada una de las posibilidades que le da el escenario de El Ópalo (de entradas y salidas, de planos, incluso cromáticas). En cada uno de ellos, cada objeto tiene un sentido y es portador de su propia belleza. Es, precisamente, esta correspondencia poética con el texto dramático la que permite que éste se potencie y halle todo su esplendor. La modificación de algunas coordenadas –el reemplazo de Chile por Argentina, el anclaje en la crisis del 2001, cambios en el cancionero (muy bien seleccionado)- redundan también en esta cercanía que propone la obra, pieza que, por otro lado, convoca múltiples intertextualidades, algunas de las cuales, quizás, no sean reconocidas de entrada. Fiorillo realiza un excelente trabajo también en el área de vestuario y de escenografía, una labor que merece ser destacada por las significativas transformaciones que logra a partir de elementos simples, siempre de un modo muy creativo e impactante.

Una obra poética de envergadura que descuella desde el pequeño escenario de un teatro del circuito alternativo, El ópalo, un espacio de por sí muy acogedor. Merece que el público le responda.

FUNCIONES: Sábados a las 21 hs y domingos a las 19 hs en EL ÓPALO ESPACIO TEATRAL – Junín 380 – CABA

FICHA TÉCNICA

Autora: Nara Mansaur

Dirección, Diseño de vestuario y Diseño de escenografía: Corina Fiorillo

Diseño de luces: Soledad Ianni

Fotografía: Fabián Pol

Diseño Gráfico: Fuentes2Fernández Fotografías

Elenco: Camilo Parodi y Violeta Zorrilla

 IGNACIO & MARÍA (Fragmento)

 MARÍA. Vivir en París, vivir en la infancia, vivir contigo sobre mi cama, vivir con tus palabras, tu abrazo, tu brazo que se alarga y alcanza a mi gata y la perdona. Vivir. Morir dentro de ti como en un viaje de la saliva y el alimento. Tengo miedo de tu inteligencia, de tu imaginación, de la suerte y la mala suerte, tengo miedo de que no pertenezcas al “mundo de la cultura”, de esa facilidad que tienes para hacer las maletas y marcharte. ¿Por qué sólo tienes un cuarto de paredes despintadas?

Anuncios