CINE: PLACER Y MARTIRIO

Estreno: 2/07/15

Por El espectador compulsivo

UNA PELÍCULA POLÉMICA

Ganadora del premio al Mejor Director en la Selección Oficial Argentina del BAFICI 2015, el film de José Celestino Campusano levantó en el público, aún el más cinéfilo y abierto al cine experimental, una ola de emociones diversas, muchas de las cuales oscilaron entre la indignación y el desconcierto.  La pregunta generalizada sobre qué quiso hacer el director al plantear un registro actoral tan alejado del verosímil instituido y otras relacionadas específicamente con el modo de narrar muestran en qué medida la propuesta cayó fuera del horizonte de expectativas del espectador corriente, y aún del festivalero, siempre más proclive a las innovaciones. Lo cierto es que este nuevo film del director de Vil romance (2008) y El Perro Molina (2014) no ha pasado desapercibido, aunque otra cosa bien distinta sea su suerte en el circuito comercial.

placer y martirio

La película bucea fundamentalmente en la relación, sobre todo de índole sexual, que establece Delfina -una mujer de clase media-alta, casada, sumergida en el tedio de una vida en la que no encuentra sobresaltos sino en las fiestas a las que es afecta- con Kamil –un misterioso hombre de procedencia oriental, millonario, soberbio y con franca tendencia al sometimiento de su partenaire-. Más allá de este tema medular, Campusano abre el mundo ficcional a todo un grupo de mujeres –y, en segundo término, de hombres- de clase alta, algo inusual en su cinematografía, concentrada sobre todo en los márgenes. La historia, desplegada según el modelo tradicional en inicio, desarrollo y desenlace, está, no obstante, narrada de una manera barroca, caracterizada por los excesos formales, notables tanto en la imagen (desde la puesta en escena hasta el encuadre), como en el sobrecargado discurso verbal.

Los recursos estéticos puestos en juego provocan a nivel de la recepción un extrañamiento, sin duda, buscado, quizás con el objeto de poner en evidencia cierto gestus de clase, tal vez para explorar con desapasionamientos los resortes de una relación en la que se mezclan, por partes iguales, el placer y el martirio del título, este último ligado, sobre todo, al sometimiento disciplinario que es impuesto a Delfina por una doble vertiente: el poder que ejerce sobre ella Kamil y el que ella misma ejercita sobre su propio cuerpo, al que intenta embellecer por medio de dolorosos tratamientos. El distanciamiento propuesto desde la narración evita una identificación del espectador con las criaturas observadas a las que, por otra parte, se acompaña sin juzgar.

Un film interesante desde lo argumental y transgresor desde lo formal, solo apto para quienes se atreven a aventurarse por caminos estéticos poco tradicionales.

TRAILER

 

 

FICHA TÉCNICA

Placer y martirio (Argentina, 2015)

Guión y dirección: José Celestino Campusano

Dirección de Fotografía: Eric Elizondo y Nicolás Pittaluga

Edición: Martín Basterretche

Sonido: Daniel Ibarrart

Música: Claudio Miño

Duración: 100 minutos

Elenco: Natacha Méndez, Rodolfo Ávalos, Paula Napolitano, Aldana Carretino, Myrian Agüero.

 

 

 

Anuncios