TEATRO: PROYECTO POSADAS

UN ESPACIO ALUCINANTE, UNA PUESTA EXTRAORDINARIA

Todos los viernes, desde hace ya varias temporadas, la tradicional barbería y peluquería La época -verdadero “museo viviente” por su mobiliario y objetos de colección que la convierten en un local de principios del siglo pasado, a pesar de haber comenzado a funcionar en 1998- se transforma en el escenario de una gesta revolucionaria en dos actos. Proyecto Posadas, la pieza escrita por Andrés Binetti y dirigida por Michelle Wejcman, ha conmocionado al barrio. Y es que el espacio real intervenido teatralmente ha dado lugar –visto de afuera- a más de un malentendido, sobre todo en sus comienzos, cuando era muy extraño ver a estos jóvenes con armas entrar subrepticiamente al local y consumar lo que parecía ser una toma de rehenes. Más allá de la anécdota -que tuvo lugar efectivamente y terminó con varios coches de la policía en la entrada-, la confusión ilustra cómo influye el ámbito real y sus consiguientes puntos de vista en la intensificación de la trama ficcional. Qué es lo que aporta este espacio en particular a esta puesta en particular.

La Época solo tiene lugar para unos pocos espectadores (menos de veinte) sentados en tres apretadas filas tras el vidrio que separa el ámbito dedicado específicamente al servicio de peluquería del corredor que sirve de lugar de espera. Un  telón rojo se baja o se sube según se necesite para dar comienzo o final al espectáculo. El resultado es una experiencia distinta que, al incorporar una “cuarta pared” vidriada, tensa la acción explotando al máximo polaridades tales como el afuera/adentro del público y de los actores (fuera de donde suceden los hechos, dentro del mismo local, para el público; dentro de la escena o fuera del espacio escénico (en la calle), para los actores; polaridades que se complejizan aún más por las mediaciones que proponen los espejos y la imagen en video de los espectadores dentro de la misma escena). La mirada se multiplica y, a la vez, se fuerza; es sesgada por la ubicación, pero ampliada por los distintos reflejos. La cercanía de los actores es vedada por el vidrio que separa el espacio ficcional del de la realidad: en uno de ellos,  se desarrolla una acción clandestina; desde el otro, el público es invitado a espiar.

proyecto posadas 2

Son los convulsionados años ’70. En una peluquería convertida en aguantadero, un grupo de militantes de una agrupación de izquierda –el posadismo, movimiento que realmente existió y se caracterizó por su creencia en los extraterrestres- prepara una fiesta para celebrar el cumpleaños de su líder. Como en El secuestro de Isabelita (Daniel Dalmaroni), la clave para acercarse al pensamiento y el modo de operar de estos jóvenes en lucha es el humor, aunque en este caso el planteo es más lúdico que corrosivo. La oposición adentro/afuera planteada desde el espacio se vuelve también medular en cuanto a la acción dramática propiamente dicha: alguien que no pertenece al grupo irrumpe en los festejos y, quizás, los modifique.

El segundo acto tiene lugar en la actualidad, cuando un grupo de estudiantes de cine llega a la misma peluquería a entrevistar a quien fuera la líder de esa célula: la ahora ya mayor Victoria, interpretada en el primer acto por Geraldine Lapiduz y en el segundo por Laura Igelko (un hallazgo que repercute de modo interesante en la intensificación de la confrontación entre los jóvenes de antes y los de ahora). Si bien el clima sigue siendo lúdico, el relato de la mujer sobre cómo se sucedieron los hechos aquel día resignifica lo visto en el primer acto, dándole mayor dramatismo. Mención aparte merecen en este acto los recursos a las voces en off para los pensamientos y el uso de un aparato de televisión para mostrar lo que el equipo va filmando que, repentinamente, empieza a enfocar al público. Más allá del placer, imposible no sentirse de algún modo interpelado.

proyecto posadas 4

Por muchas razones, las mismas que hicieron que Proyecto Posadas se mantuviera tanto tiempo en cartel, se trata de un espectáculo imperdible. Toda una experiencia absolutamente recomendable..

FUNCIONES: Viernes 21 horas en Barbería La Época, Guayaquil 877,  Caballito, CABA.

(Quedan pocas funciones).

TRAILER

FICHA TÉCNICA

Autor: Andrés Binetti

Dirección: Michelle Wejcman

Intérpretes: Malala González, María Eugenia Álvarez, Luciano Rojas, Fabián Caero, Geraldine Lapiduz, Laura Igelko.

Vestuario: Ana Algranati Y Celina Barbieri

Asistente de dirección: Yésica Wejcman

Anuncios