CINE: FÉLIX Y MEIRA

Estreno 23/07/15

Por El espectador compulsivo

UNA HISTORIA DE AMOR DIFERENTE

Aunque las comparaciones son odiosas, es muy difícil al ver este tercer largometraje del Maxime Giroux y no pensar en La esposa prometida [1], de la directora judeo jasídica Rama Burshtein: misma comunidad, mismas costumbres férreas, incluso, misma actriz protagónica, Hadas Yaron. Sin embargo, siendo ambas historias de amor diferentes a las más transitadas por el género –y por eso, sumamente atractivas desde el vamos-, son grandes las disimilitudes entre uno y otro film. En primer lugar, en Félix y Meira el romance se desarrolla entre una mujer casada, miembro de la comunidad judío ortodoxa de Montreal, y alguien de afuera, un hombre ajeno a esas costumbres, un hombre solo pasando por un trance difícil: la muerte de su padre. En segundo lugar, y principalmente, la crisis de Meira no pasa solo ni en primer término por su incipiente vínculo con Félix, sino que es más abarcativa, es una crisis religiosa (el grado de sutileza con el que ésta está planteada se manifiesta en las últimas escenas en relación con la peluca). Giroux construye un relato parco, de tonos oscuros y una lentitud acorde con el mundo en el que se mueve la mujer y, tal vez, también el hombre, que ha tardado diez años para reencontrarse con su padre y recibe una carta suya (que puede ser decisiva) tiempo después de su muerte. Este es el punto en el que ambas películas se separan: donde en La esposa prometida había una luminosidad que exaltaba la belleza y sentimientos a flor de piel, en Félix y Meira hay contención y prescindencia, cierto vacío que se hace más y más presente a lo largo del film.

félix y meira

Por supuesto, algunos interrogantes surgen acerca de la verdadera posibilidad de que un romance así pudiera tener lugar dadas las restricciones que las mujeres de la comunidad jasídica tienen para moverse, asuntos menores que no ponen en riesgo globalmente el verosímil, salvo sobre el final, cuando algunos sucesos se vuelven un tanto discutibles. Sobre las cuestiones religiosas específicas, ambos guionistas han recibido asesoramiento ya que no pertenecen a la comunidad. En este sentido, resultó fundamental la ayuda prestada por el actor Luzer Twersky, nacido en Brooklyn, donde formó parte de ella antes de abandonarla definitivamente. Él hace el papel de Shulem, el esposo de Meira que no termina de entender qué es lo que le está pasando a la mujer, salvo que es infeliz.

Interesante por el tema, en el film sobrevuela cierto desconsuelo que no termina de disiparse. No apto para aquellos que buscan acción, de cualquier tipo que esta sea.

tres y medio

TRAILER

FICHA TÉCNICA

Félix y Meira (Félix et Meira, Canadá, 2014)

Dirección: Maxime Giroux

Guión: Maxime Giroux y Alexandre Laferrière

Dirección de Fotografía: Sara Mishara.

Música: Olivier Alary

Edición: Mathieu Bouchard-Malo

Duración: 106 minutos

Elenco: Martin Dubreuil, Hadas Yaron, Luzer Twersky, Anne-Élisabeth Bossé, Benoit Girard y Melissa Weisz

[1] Para leer crítica CLICKEAR AQUÍ

Anuncios