TEATRO: HUMANIDAD S.A.

UN HOMENAJE CON TODOS LOS CONDIMENTOS

Recuperando no solo su gestualidad sino también la cruza de géneros en la que abrevan sus films –el melodrama y la comedia visual, propia del cine mudo- Jorge Costa (Tamorto, 2013-2015) homenajea al gran Charles Chaplin en cuerpo y espíritu: Humanidad S.A. recupera ese humor entre tierno y crítico del gran comediante y, también, sus principales temas (la miseria, la marginalidad, la vida en las grandes urbes, con sus montañas de basura), en una obra igualmente silente.

Humanidad

Entre los desperdicios de un mundo de consumo, una Mendiga al borde de la muerte encuentra al Vagabundo a quien cree su hijo. Juntos, buscando ayuda, serán devorados por los laberintos de una sociedad que los trata como objetos, una sociedad donde los desechos no se reciclan. Diferentes personajes dan vida a los distintos sketchs que se suceden según el hilo conductor planteado. El uso de máscaras y el ejercicio reiterado del slapstick [1] (uno de los pilares de la comicidad del propio “Carlitos”) son los recursos centrales de una puesta que encuentra en la escenografía de Pablo Cordero Jaume uno de sus pilares fundamentales. Jorge Costa se muestra como el intérprete ideal para una pieza que no solo protagoniza, sino también escribió y dirige. Su gran destreza física y el manejo de disciplinas afines –como el clown– hacen que sea un  placer verlo desempeñarse en el escenario y que, sin dudas pueda sorprender, por ejemplo, con “trucos” como el del globo, de gran belleza pero también de altísima dificultad. Lo acompaña un elenco capaz, que, en ningún momento, da un paso fuera del registro que corresponde. Entre ellos se destaca Julia Muzio, una magnífica actriz.

Quizás algunas escenas sean algo extensas o el hilo conductor se vaya diluyendo un poco a medida que avanza la pieza, pero estas posibles debilidades se ven compensadas por el deleite que surge de los personajes, tan bien logrados, y algunas escenas sobre el final, en verdad, “mágicas”.

Humanidad S.A. es una propuesta distinta, riesgosa en cuanto el público no está acostumbrado a un teatro mudo (en este caso, el uso de la pantalla deja clara la intertextualidad con el cine), un teatro que, de por sí, requiere otras habilidades y explora otras variantes temáticas, actorales, de puesta en escena. Fiel al espíritu que la inspiró, la obra de Jorge Costa echa una mirada crítica sobre la sociedad actual al mismo tiempo que rescata ciertos valores.

FUNCIONES: Domingos 19hs – Teatro Pan y Arte: Boedo 876 – C.A.B.A.

FICHA TÉCNICA

Dirección, puesta y concepción: Jorge Costa 

Asistente de dirección: Luisina Di Chenna

Asistente de piso: Laura Mickelsen 

Asistente de estética, vestuario basura y elementos: Katya Assis 

Asistente en Producción: Esteban Parola 

Diseño gráfico: Andrés Kyle 

Video: Victoria Muzio 

Musica Original: Anibal Zorrilla  

Producción: Jorge Costa / Centro Cultural Adán Buenosayres 

Diseño de Luces: Federico Machi 

Actúan: Esteban Parola, Julia Muzio, Jorge Costa.

[1] Base de la comedia  visual, el slapstick  es un humor físico. Puede provenir tanto de la exageración de escenas de violencia, sin muestras de dolor y con cierta torpeza (por ejemplo, los golpes que habitualmente se dan Los tres chiflados) o como de caídas o tropezones.

Anuncios