CINE: EL CLAN

Estreno: 13/08/15

Por El espectador compulsivo

Contar historias basadas en hechos reales no es sencillo. A los problemas propios de la narración (en qué sucesos particulares detenerse, cómo encadenarlos, cómo potenciar ese atractivo que, en primera instancia, los hizo interesantes) se suma el conocimiento del público, la inevitable confrontación con el imaginario popular. El Clan afronta ese desafío y también el otro, el hacer de la película algo inteligible (y atrapante) para aquellos que no están para nada al tanto de los acontecimientos, en este caso sucedidos entre julio de 1982 y agosto de 1985.

el clan

La familia Puccio se convirtió en un “clan”, especialmente para la prensa, cuando se descubrió que tras su apariencia “normal” de familia de clase media de San Isidro -en contacto con otras de la zona, mucho más adineradas-  se ocultaba la existencia de un grupo muy bien organizado, y absolutamente obediente a su jefe, que usaba la casa familiar como aguantadero para albergar a las víctimas de los secuestros que realizaban entre sus allegados y les reportaban importantes sumas de dinero. Se trataba de un “emprendimiento” de índole particular, pero realizado bajo el amparo de un aparato de represión estatal que en la época de la dictadura hizo del terror y el silencio sus pilares, tesis ésta central en el film de Pablo Trapero, que el relato se encarga de remarcar.

El film hace hincapié especialmente en la relación del jefe de familia –Arquímedes Puccio, Guillermo Francella- con uno de sus hijos –Alex, Peter Lanzani-, dejando al resto de los integrantes de la familia en un segundo plano. Son varias las subtramas que aportan a esta principal, engarzadas en una dinámica familiar mostrada como metonimia de una sociedad toda. El relato deja claro que Trapero ha hecho investigaciones minuciosas acerca de los hechos y sacado sus conclusiones, conclusiones que hace llegar al espectador dando poco margen a las ambigüedades.

Guillermo Francella y Peter Lanzani, a falta de muchos matices, dan a sus personajes carnadura y solidez, algo no tan simple si tenemos en cuenta cierta falta de hondura en el planteo de ambos roles y los constantes primeros planos que deben sostener. En especial Arquímedes está mostrado monolíticamente como un hombre gélido que conduce al clan con mano férrea, sin vacilaciones ni emociones de ningún tipo. Tal cerrazón hace que el relato carezca en su mayor parte de emotividad y tome, en todo momento, cierta distancia con los hechos, quizás involuntaria. Lo siniestro de las situaciones, lo ominoso en la base de las relaciones familiares, está más tematizado que mostrado; surge del tenor de las acciones más que de la construcción del relato. No obstante, y a pesar de estas características que, en definitiva, no son más que elecciones estéticas, se trata de un muy buen thriller; un film de género que Trapero (Mundo grúa, 1999; Elefante blanco, 2012) lleva adelante con mano conocedora, atrapando la atención del espectador desde el inicio y manteniendo la tensión hasta último momento.

4

TRAILER

FICHA TÉCNICA

El clan (Argentina-España, 2015)

Guión y dirección: Pablo Trapero

Dirección de Fotografía: Julián Apezteguía

Música: Sebastián Escofet

Edición: Pablo Trapero y Alejandro Carrillo Penovi

Dirección de arte: Sebastián Orgambide

Sonido: Vicente D’Elía y Leandro de Loredo

Duración: 108 minutos

Elenco: Guillermo Francella, Peter Lanzani, Lili Popovich, Gastón Cocchiarale, Giselle Motta, Franco Masini, Antonia Bengoechea y Gabo Correa

 

Anuncios