CINE: ME CASÉ CON UN BOLUDO

Estreno 17/03/16

Por El espectador compulsivo

 

HUMOR LOCALISTA, AMBIENTACIÓN COSMOPOLITA

Clásico film “de Suar”, aunque él no dirija ni escriba, esta nueva realización del mismo equipo de Un novio para mi mujer (2008) igual director y guionista (Juan Taratuto y Pablo Solarz), idéntica  pareja protagónica y productor- resulta eficaz en ese registro de comedia liviana y algo facilonga que suele explotar su protagonista sin descollar pero con solvencia. En este caso, el atractivo está puesto no tanto en la historia romántica, uno de sus pilares ineludibles, sino en la autorreflexión que, a través de múltiples guiños al espectador, permite el cine en el cine, aunque la propuesta ancle de tal modo en el medio local que es difícil prever cómo va a funcionar esta vertiente cómica en otras latitudes.

ME CASÉ CON UN BOLUDO

Fabián Brando (Adrián Suar), una estrella egocéntrica y con delirios de grandeza, coincide en la filmación de una película con Florencia Córmik (Valeria Bertuccelli), una actriz desconocida y sin demasiado talento que ha conseguido un protagónico gracias a su relación con el director. Mientras comparten el set se establece entre ellos un vínculo que va afianzándose con rapidez a medida que reiteran una y otra vez las mismas escenas gracias a la torpeza de la novel actriz. El sentimiento lleva muy pronto a la convivencia y el matrimonio, momento en que la mujer descubre que no se ha enamorado del hombre sino del personaje, uno que –lamentablemente- dista mucho del propio Fabián, a quien ahora considera… un boludo. Con el fin de mantenerla a su lado, el galán-estrella le pide al guionista de la película que le escriba un libreto para llevar adelante en su propia vida. Y así lo hace, al menos durante un tiempo.

Aunque desparejo, el film tiene buenos momentos de comicidad, en especial los que protagoniza Valeria Bertuccelli, aun cuando algunas de estas escenas no estén demasiado justificadas por el guión y parezca que están allí precisamente para su lucimiento. Por lo demás, aquí lo boludo del título se relaciona sobre todo con cierta superficialidad y un egoísmo que nunca se lleva hasta las últimas consecuencias y cuyo retrato no pretende otra cosa que, en todo caso, marcar algunos lugares comunes como la frivolidad del medio, cierta hipocresía, el egocentrismo, todo hasta ahí.

Con innumerables cameos de conocidas figuras del mundillo del espectáculo –muchos de los cuales parecen tener cierta dificultad para hacer de ellos mismos- Me casé con un boludo no pretende mucho más que hacer reír, y en ese sentido es absolutamente satisfactoria.

Mención aparte merecen las locaciones elegidas que construyen una ciudad moderna y cosmopolita, universalizada a fuerza del borramiento de cualquier particularidad, pujante y extraña aún cuando puedan reconocerse ciertos lugares. En este sentido, el espacio contrasta con el lenguaje utilizado en el que se conservan nuestras marcas más propias.

3·

TRAILER

FICHA TÉCNICA

 Me casé con un boludo (Argentina, 2016)

Dirección: Juan Taratuto

Guión: Pablo Solarz

Dirección de Fotografía: Julián Apezteguía

Música: Darío Eskenazi

Edición: Pablo Barbieri

Dirección de arte: Vera Aricó

Duración: 110 minutos

Elenco: Adrián Suar, Valeria Bertuccelli, Gerardo Romano, Norman Briski, Alan Sabbagh, María Alché y Analía Couceyro.

Anuncios