CINE: HIERBA/ ROMÁNTICO ITALIANO (BAFICI VI)

IMAGEN ESTÁTICA VS. IMAGEN EN MOVIMIENTO: HIERBA, de Raúl Perrone

Está visto: a Perrone le gusta jugar con los límites, experimentar con hipótesis y procedimientos, y, en este sentido, este nuevo film que toma como punto de partida una pintura de Edouard Manet no es la excepción, sino una contundente confirmación de la regla. El relato explora las posibilidades expansivas de la imagen a partir de la que ha “congelado”, por así decirlo, en el cuadro Almuerzo sobre la hierba (1863). Se trata, en algún sentido, de una deconstrucción, pero de una que tiene lugar gracias a que los personajes cobran vida y, con ella, surge el movimiento, pero también el reposo: hay en el film de Perrone una continua tensión entre la pose fija, el gesto cristalizado que la cámara capta en ese supremo momento de contención, y el movimiento que permite ir más allá. Y de eso se trata, de ir más allá no solo de la pintura de Manet que le sirve de motivo, sino de otras obras de pintores de la época (fines del siglo XIX): J.E. Millais, Monet, P.A. Renoir, F. E. Church, pero también anteriores, como J.A. Watteau, que sirven de fondo para un ejercicio estético que va tras un espíritu común, pero también tras aquello subyace: el deseo, en especial el deseo irrefrenable, ese que parece contrastar con los paisajes bucólicos y serenos que le sirven de fondo. No en vano el estudio surge a partir de un cuadro que escandalizó en su momento por presentar a una mujer desnuda junto a otros personajes totalmente vestidos.

Excelente exploración sobre la luz, la expresión y el movimiento.

COMPETENCIA ARGENTINA

Lunes 18, 20:30 horas Artemultiplex Belgrano, Sala 3

hierba, perrone

EL ALMA DE UNA CIUDAD, EL CORAZÓN DE UN OFICIO: ROMÁNTICO ITALIANO

Un documental con esqueleto de ficción, o una ficción con transiciones en registro documental, pero, más que nada, una muestra de un cine capaz de abordarlo todo con humor y sencillez y, a la vez, que reflexionar sobre el artificio y la métier. Adriano Salgado se propuso durante el último Festival de cine de Mar del Plata filmarlo todo, no importa qué, no importa cómo, y el resultado es un maravilloso retrato de la ciudad y su gente. También se planteó una circunstancia como motor para una pseudo persecución por las calles y bares del centro -seguir a una actriz que, tras una entrevista, se retira con el micrófono inalámbrico puesto, sin notarlo- y la transformó en una extraordinaria oportunidad de observación de su sujeto-Camila Toker- y la capacidad del dispositivo de dar cuenta de él. El quid aquí está en el cómo, por eso el film es una joyita cinematográfica: el secreto está allí, en el juego entre la banda imagen y la banda sonora, en la mirada del director (sagaz, risueña, tierna) que perpetúan. Un relato hecho de detalles y trazos sueltos, que, en definitiva, es donde se esconde la esencia de las cosas. Al menos eso parece creer Salgado, y yo también.

COMPETENCIA LATINOAMERICANA

Martes 19, 17:45 El Cultural San Martín, Sala 1

Anuncios