TEATRO: CARTAS DE AMOR Y DESENCUENTRO, de Adriana Tursi

UN TROZO DE HISTORIA

En base a correspondencia escrita por mujeres en la época de la Colonia, Adriana Tursi enhebra un relato cruzado por pasiones, a la vez íntimo y revelador de la vida social a principios de 1800. Fuertemente enraizada en nuestra historia, pero sin esa pátina de solemnidad que suele dárseles a los personajes de nuestro acervo patrio, la obra nos acerca mujeres que desafiaron las férreas costumbres que querían imponérseles ya sea en cuestiones de amor o de vocación. Así desfilan Mariquita Sánchez de Thompson y su madre a quien contrarió insistiendo en casarse con quien ella desaprobaba (y hasta el mismo Virrey que autorizó la boda); Aurelia Vélez, enamorada contra viento y marea de Sarmiento; Camila O. Gorman, la joven de sociedad que escapó con su confesor; Guadalupe Cuenca, esposa de Moreno, Josefa Ezcurra, vinculada a políticamente a Rosas quien le diera el apellido a su hijo, y Trinidad Guevara, actriz tan talentosa como transgresora… Mujeres que con sencillez (y de puño y letra)  manifiestan sus deseos y su empeño por hacerlos realidad, aún en medio de una sociedad que tendía a marginarlas o castigarlas. Las cartas están muy bien elegidas y en conjunto logran una pintura detallada de la Gran Aldea, como llamaría a Buenos Aires Lucio V. López décadas más tarde. El texto es, sin duda, el corazón del espectáculo.

cartasLa puesta de Elvira Vicario es austera y se basa, fundamentalmente, en el cambio de luces y de voces que permiten el pasaje de la narradora –una mujer que relata lo que su bisabuela le contó- a las protagonistas en cuestión. La directora y actriz da siempre con el tono justo que cada misiva parece demandar y logra diferenciar muy bien los personajes y estados anímicos que motivan las cartas. Quizás el único problema sean las transiciones, en las que el hilo parece distenderse demasiado. Es lo que sucede con la introducción musical muy extensa que demora excesivamente el comienzo propiamente dicho del espectáculo, dejando pasar el momento de mayor expectativa, o “la entrada” en personaje de la actriz, que evidencia en cada caso en exceso el proceso de interiorización, no dejando que la obra fluya naturalmente; lo mismo ocurre con el interludio musical luego de la carta sobre la situación de Camila. Por supuesto, se trata de cuestiones menores, que no menoscaban para nada la calidad de una obra sumamente interesante; cuestiones que, además, probablemente se deban a los desajustes propios de la primera función.

Un retazo de nuestra historia, muy bien narrado, que da visibilidad al mundo íntimo de las valientes y apasionadas mujeres que desafiaron las limitaciones de su época.

 

FUNCIONES Domingos 10, 17 y 24 de julio, 19.30 horas en Paraje Arteson – Palestina 919 – CABA

 

FICHA TÉCNICA

Autora: Adriana Tursi

Actuación y dirección: Elvira Vicario

Ambientación e Iluminación: Elvira Vicario

Musicalización: Matías de l Federico y Elvira Vicari

Diseño gráfico: Luciano Bozelli y Rodrigo Hzimeh

 

Anuncios