CINE: EL SECRETO DE KALINKA

Estreno 15/12/16

Por El espectador compulsivo

Versión fílmica de Para que se te haga justicia, libro que narra las peripecias de un padre en busca de castigo para quien considera el asesino de su hija – una adolescente muerta en dudosas circunstancias-, El secreto de Kalinka es, sobre todo, el relato de una obsesión, muy bien “retratada” por el director francés Vincent Garenq, con austeridad y cierta distancia que da cuenta de todos los sucesos sin golpes bajos ni más sentimentalismos que los que, sin duda, involucra la dura historia. Por momentos cercana al policial o al thriller judicial, la película trasciende el género para impactar con toda la contundencia del drama en su costado más humano: ¿valieron la pena los más de treinta años persiguiendo obsesivamente que se imponga la verdad de los hechos?

kalinka

El 10 de julio de 1982, una jovencita francesa de catorce años, Kalinka Bamberski, es encontrada muerta en su habitación de la casa que compartía con su madre, su nuevo padrastro alemán y su hermano, en Baviera, Alemania, tras pasar unas vacaciones en Francia con su padre. Dieter Krombach, nueva pareja de su madre y cardiólogo de gran reputación en su país, es quien la descubre y realiza los primeros trámites relacionados con el deceso, considerado por las autoridades alemanas efecto de causas naturales. Al recibir los resultados de la autopsia –de su traducción, en realidad-, Andre Bamperski comienza una larga lucha para que quien considera culpable –el cardiólogo que le administró una misteriosa inyección- sea juzgado y condenado por su crimen.

El relato se mueve en dos líneas temporales distintas –la de los sucesos y la actualidad, momento en que André Bamperski es arrestado por “hacer justicia por mano propia”-, bifurcación que tensa la intriga y obliga al espectador a levantar sucesivas hipótesis, según se van desarrollando los acontecimientos.

Más allá de todos los obstáculos que el padre debe ir sorteando, que son los que van entretejiendo y densificando una trama que, por otra parte, es lineal, está lo que el hombre va dejando de lado y que aparece casi en los márgenes, de modo sutil; una elección estética que da sus frutos y abre numerosos interrogantes, porque nadie duda del gran amor paterno ni de la necesidad de justicia para cerrar procesos de duelo, pero, por otra parte, sin dejar de tomar en cuenta el sacrificio y el tesón, está la magnitud de aquello a lo que renuncia: su propia vida personal, los afectos, el trabajo… Hay algo admirable pero, quizás, desconmensurado de lo que el director da cuenta, aunque no lo haga de modo deliberado. Finalmente, es llamativo que esa cruzada por la justicia y la verdad parece tener solo como meta su hija, y no otras mujeres o niñas que, como ella, puedan sufrir lo mismo. Un costado, sin duda, interesante.

TRAILER

FICHA TÉCNICA

El secreto de Kalinca (Au nom de ma fille, Francia, 2015)

Dirección: Vincent Garenq

Guión: Julien Rappeneau, Vincent Garenq

Dirección de Fotografía: Renaud Chassaing

Edición: Valérie Deseine

Música original: Nicolas Errera

Sonido: Pascal Villard, Jean-Pierre Duret, Marc Doisne

Diseño de Vestuario: Marie-Laure Lasson

Duración: 87 min.

Elenco: Daniel Auteuil, Sebastian Koch, Marie-Josée Croze, Christelle Cornil, Lilas-Rose Gilberti, Emma Besson, Christian Kmiotek, Serge Feuillard, Fred Personne.

Anuncios