CINE: ANIMALES NOCTURNOS

Estreno 8/12/16

Por El espectador compulsivo

 

Cruza de road movie con drama romántico, esta segunda realización de Tom Ford (Sólo un hombre, 2010) se mueve con sutileza en la delgada línea que separa los opuestos; con elegancia y creciente tensión lleva adelante dos historias que terminan siendo tres, dejando espacio para interrogantes que avivan la intriga: ¿es realmente debilidad lo que aqueja a Tony / Eduard?; ¿son los hombres de la carretera tan violentos como parecen, o, finalmente, el abordaje no va a pasar de ser un incidente molesto?; ¿es amor o crueldad lo que mueve ese gesto, revancha o necesidad de redención? Versión fílmica de la novela de Austin Wright, Tony y Susan  (1993), el director -también diseñador de moda- eligió como ámbito de uno de los protagonistas el estilizado y frío ambiente de la alta burguesía dedicada al arte como contraposición a las escenas viscerales en el tórrido desierto tejano, pero sería mucho decir que ese cambio y las analogías que propone convierten al arte en el motor del relato. Más bien son esas zonas grises en las que las cosas son lo que parecen, pero dejan, sin embargo, un espacio para la duda.

animales-nocturnos

Susan lleva veinte años de casada con un apuesto y culto hombre de fortuna, pero en este punto las cosas entre ellos no están muy bien: ella descubre que él le es infiel (aunque parece no registrarlo), están a punto de quebrar y, a pesar de ser dueña de una importante galería, no se siente a gusto con su trabajo. Entonces llega un manuscrito de su primer marido, dedicado a ella, que lleva por título Animales nocturnos. La lectura le resulta apasionante, aunque, en realidad, la novela -que nos acerca Ford en montaje paralelo-, es extremadamente violenta, con una violencia sostenida y, también, en cierto sentido, contenida: un hombre que cruza el desierto con su mujer y una hija adolescente es sacado de la carretera en plena noche por tres sujetos que no tienen precisamente buenas intenciones.

La ficción de la ficción se mezcla con la realidad del mundo diegético en base a ciertas argucias del montaje que dan cuenta de otra fusión: la que hace Susan de su exmarido con el protagonista del manuscrito, de su esposa con ella misma y hasta puede pensarse que de su propia hija con la del matrimonio en problemas. Hasta dónde puede llevarse la analogía será una cuestión que el relato irá descubriendo de a poco, a medida que se vaya revelando el pasado de Susan con Eduard (aunque, a decir verdad, el trailer revela bastante).

Como buen thriller el film de Ford tiene los ingredientes justos: una atrapante intriga, personajes potentes y una importante cuota de violencia. La veta romántica, sin embargo, es más débil y, quizás, más cercana al cliché. En la segunda parte del relato el director opta sobre todo por la primera.

Un film para mantenerse en vilo hasta el final, al borde de la butaca. Excelente trabajo de Jake Gyllenhaal.

4.12

TRAILER

 

FICHA TÉCNICA

Animales nocturnos (Nocturnal Animals, Estados Unidos, 2016)

Dirección: Tom Ford

Guión: Tom Ford, basado en la novela Tony and Susan, de Austin Wright.

Dirección de Fotografía: Seamus McGarvey

Música: Abel Korzeniowski

Edición: Joan Sobel

Diseño de producción: Shane Valentino

Duración: 116 minutos

Elenco: Amy Adams, Jake Gyllenhaal, Michael Shannon, Aaron Taylor-Johnson, Isla Fisher, Armie Hammer, Ellie Bamber y Laura Linney.

 

 

Anuncios