FELIZ 2017

Alrededor del mundo, el 2016 se despide entre buenos augurios y saludos que cruzan de un lado al otro con ánimo festivo. Porque un año nuevo es siempre una ocasión propicia para renovar promesas y deseos, propósitos y esperanzas, cerramos filas y nos sentimos más unidos, a pesar de todas las diferencias, simplemente por pisar el suelo del mismo planeta. Y gracias a ese sentimiento -mezcla de nostalgia y alegría, sensación de fin de ciclo y comienzo de una hoja en blanco donde todo puede ser escrito-  nos proponemos, una vez más, reunirnos en el gesto solidario, en el trabajo por la justicia, en el respeto de las individualidades, pero, sobre todo, en la atención a lo colectivo; en la salvaguarda de lo más humano. Nos convocamos a  honrar la vida en todas sus manifestaciones.

Sin embargo, esta vez, por primera vez, permítanme ser un tanto selectiva, o decididamente restrictiva, en el consabido llamado a unirnos y persistir. Reunámonos  y sumemos, pero solo a los hombres y mujeres de buena voluntad. A los que, a pesar de todos lo contratiempos, luchan y se juegan por metas que van más allá del lógico y bienvenido bienestar individual. A los que son capaces de poner una sonrisa a pesar de todos los dolores y no escatiman el gesto afectuoso. A los que son capaces de compartir bienes y pensamientos, aunque a veces sea difícil ponerse de acuerdo. A los que saben pedir perdón y a los que aprenden de sus errores. A los que no renuncian a sus valores aunque, a veces, tengan que resignar algún beneficio. A los que ven más allá de sus narices y a los miopes de buen corazón. A los que iluminan el horizonte con su mirada, y a los que suman buenos deseos y trabajan por convertirlos en realidad. En fin, a los que, no importa el área en la que se desempeñen, ensanchan el mundo por el solo hecho de existir.

Los otros, en esta ocasión, deberán excusarme por no tenerlos en cuenta.

feliz-2017

Anuncios