CINE: AQUARIUS

Estreno 05/01/17

Por El espectador compulsivo

Escrita y dirigida por el realizador brasileño  Kleber Mendonça Filho, Aquarius cuenta entre sus múltiples méritos el tener como protagonista excluyente a una mujer de sesenta y cinco años, algo poco frecuente en una industria que reserva ese rol a personajes que han superado esa franja etaria con soltura –y tienen un amor tardío, o rezuman vitalidad en un geriátrico, o afrontan una última empresa con decisión- o francamente menores. Las mujeres decididas, intelectual y sexualmente activas, que tienen una vida “normal”, parecen estar fuera del foco de interés del cine mainstream. Es por eso que es doblemente placentero ver este film protagonizado por Sonia Braga, cuyo plot point llega morosamente casi a la hora del comienzo de un relato que se toma tiempo para forjar con sutileza la intimidad de una vida en una etapa difícil: la cercanía de la vejez.

aquarius

Clara vive sola, acompañada algunas horas por su empleada doméstica, en el departamento que habitó desde siempre, junto a la costanera, en Recife. Conserva el prestigio que le dejó su larga carrera como crítica musical, como lo atestiguan los cientos de discos de vinilo que cubren las paredes y la entrevista que una joven periodista está interesada en hacerle. Sus horas transcurren entre la playa, algunas lecturas, mucha música y encuentros con amigas y familia –en especial, su sobrino, con quien tiene un vínculo afectivo muy fuerte-. Hace diecisiete años que quedó viuda y más de treinta que superó un cáncer de mama. Su vida transcurre con cierta apacibilidad hasta que una inmobiliaria quiere forzarla a vender su departamento para demoler el viejo edificio y hacer uno nuevo en su lugar. Aunque esto último no dé a la narración sino una excusa  para expandir aquello que se ha ido construyendo en la primera mitad -lo que sabemos de Clara y del mundo en el que se mueve, el familiar con sus vaivenes, el social con sus profundas grietas prolijamente disimuladas tras los discursos en apariencia políticamente correctos-, a partir de allí la película adquiere una tonalidad diferente, más emparentada con los films de terror soft en el que alguien se encuentra sitiado en su hogar, invadido por un elemento extraño, como lo fue el cáncer que una vez invadió el organismo de la mujer.

La película es una obra magnífica desde el punto de vista cinematográfico, en la cual cada elemento lleva a la historia principal fluyendo tranquilamente, con emotividad y una profundidad que surgen tanto de la imagen misma como de lo que se quiere contar, que no es solo una historia personal, porque no somos independientemente de dónde echamos raíces y forjamos recuerdos; independientemente de las personas que nos aman o nos odian…  o nos combaten. Y es por esa razón, también, que Aquarius es una película esencialmente política, no solo en tanto cuestiona asuntos tales como la educación, la lucha de clases o el poder, sino en cuanto exalta la resistencia. Y ¿acaso hay un gesto más político que ese?

cinco ojos

TRAILER

FICHA TÉCNICA

Aquarius (Brasil-Francia/2016).

Guión y dirección: Kleber Mendonça Filho.

Dirección de Fotografía: Pedro Sotero y Fabricio Tadeu.

Edición: Eduardo Serrano.

Diseño de producción: Juliano Dornelles y Thales Junqueira.

Duración: 142 minutos.

Elenco: Sonia Braga, Maeve Jinkings, Irandhir Santos, Humberto Carrão, Zoraide Coleto y Fernando Teixeira.

 

Anuncios