TEATRO: TIPER TAP, mecanógrafas tituladas

LA HISTORIA ES LO DE MENOS

Con la excusa de un crimen cuyo autor debe ser descubierto, la ópera prima de Natacha Córdoba reflexiona con humor acerca de los mecanismos de la representación gracias a una propuesta que se pliega sobre si misma cuestionando sus límites, a la vez que presenta un excelente espectáculo musical, con una reconstrucción de época –los años 40- muy bien lograda a través de la recuperación de sus códigos estéticos, sobre todo cinematográficos. Un espectáculo cuya preparación llevó más de un año, y se nota.

La anécdota en la que se basa la obra -el asesinato de una de las actrices tras el último acto de un espectáculo que acaba de finalizar- sirve, sobre todo, de disparador y nexo entre las escenas musicales que aportan, por lo demás, otra trama. A partir de esta escisión, que es, fundamentalmente, entre los distintos niveles de “realidad” dentro de la ficción, se despliegan una serie de procedimientos que, con el aparente propósito de la reconstrucción de los hechos, sirven para jugar con los mecanismos teatrales, los de antes y los de ahora, los de la interpretación, los del género e, incluso, con algunos más cinematográficos como los flashbacks, las elispsis  o la narración iterativa, todos ellos trabajados desde el humor, pero, a la vez, con gran conocimiento de los resortes medio teatral. Esta intertextualidad con el cine es notoria en los cuadros que remiten a la década del cuarenta, donde existe una interesante recuperación de los códigos de la época, en especial del melodrama, pero, también de la comedia musical, además del radioteatro, sobre todo en el excelente manejo de las voces y los ritmos. Hasta es posible reconocer la dicción de Evita en algún pasaje donde se habla de la lucha por los derechos de los trabajadores, o mejor dicho, de las trabajadoras, ya que se trata de cinco mecanógrafas. El espectáculo cuenta, además, con música en vivo a cargo de Gerardo Amarante al piano, un elemento que sin duda suma pero del que no podemos hablar ya que no estuvo presente en la función a la que asistimos.

Divertida, nostálgica, espléndida en la mesura de sus números musicales (menos es más, sin lugar a dudas, la inteligencia de los recursos prima sobre el exceso de despliegue), comedia-musical-melodrama-policial, Tiper tap ofrece, además, la posibilidad de observar y reconocer los artilugios de la maquinaria teatral a través de una muy ingeniosa apuesta de teatro dentro del teatro.

FUNCIONES: DOMINGOS 18 hs. en El camarín de las Musas – Mario Bravo 960 – CABA

FICHA TÉCNICA

Dirección, dramaturgia y coreografías: Natacha Córdoba

Composición y dirección musical: Gerardo Amarante

Entrenamiento vocal y arreglos: Melina D´angelo

Diseño y realización de vestuario: Sandra Ligabue

Peinados: Pelos Granado

Escenografía: Ana Clara Uhrich

Diseño de luces: Silvana Correa

Asesoramiento artístico: Tony Lestingi

Entrenamiento rítmico: José Mehrez

Fotografia gentileza: Diego Murciego

Elenco: Florencia Sacchi, Gaia Rosviar, Romina Michelizzi, Victoria Orquin, Yamila Ulanovsky, Emiliano Samar, Rafael Walger

 

Anuncios