CINE: AL DESIERTO

ESTRENO 30/11/17

Por El espectador compulsivo

“En las distancias infinitas ya no hay dónde escapar”

 

Hay algo de La libertad (Lisandro Alonso, 2001) en este film de Ulises Rosell, perceptible en ciertas elecciones estéticas, tales como la importancia del entorno, el ritmo, la parquedad verbal o el papel central que se le da a las simples tareas cotidianas; claro que el árido paisaje del sur y, sobre todo, la trama que en éste se desenvuelve, hacen que ambos films sean muy diversos y, en algún punto, hasta contrapuestos. Aquí los personajes son dos: un hombre y una mujer, errando por el desierto; quizás él no tan perdido, quizás ella no tan contra su voluntad. Es interesante la oposición que plantea el relato entre sus protagonistas porque, al no hallarse excesivamente marcada y sufrir modulaciones a lo largo del film, va debilitando la tensión de aquello que, en principio, podría considerarse un thriller psicológico. Este aflojamiento de la tensión se ve aumentado por la gran cantidad de planos transicionales que conforman la película, planos que llevan el relato en una dirección tal vez más reflexiva, o más poética.

Julia, una empleada del casino de Comodoro Rivadavia, es tentada por Gwynfor, un parco operario descendiente de galeses, con la promesa de un puesto administrativo en la petrolera donde trabaja. Para cuando advierte el engaño ambos estarán inmersos en el desierto y comenzará una ardua travesía a pie por la meseta patagónica. Cazando, refugiándose en cuevas y construcciones abandonadas, sin posibilidad de escape en medio de la nada, la difícil convivencia se irá transformando con el correr de los días.

La inmensidad y desolación del paisaje juegan aquí un importante papel, uno protagónico. Si existe la posibilidad de construir un encierro en la vastedad de un ámbito sin aparentes fronteras, Rosell lo logra. El otro mérito tiene que ver con su forma de acercarse a los pobladores rurales, de describir la pobreza o la marginalidad. El film gana en los detalles descriptivos, se pierde en las grandes distancias, como sus protagonistas. Es cierto que el espectador nunca sabe con exactitud qué sucederá más adelante, pero igualmente verdad es que, en algún punto, esa incógnita pierde peso.

Con buenas actuaciones de Valentina Bassi y Jorge Sesán, y muchas escenas de muy buena factura cinematográfica, Al desierto no deslumbra pero deja un sabor perdurable.

TRAILER

FICHA TÉCNICA

Al desierto (Argentina-Chile, 2017).

Dirección: Ulisese Rosell

Guión: Ulises Rosell y Sergio Bizzio

Dirección de Fotografía: Julián Apezteguía

Música: Eduard Artemiev, Merle Travis, Miranda y Tobar

Edición: Alejandro Brodersohn

Dirección de arte: Marina Raggio y Nicolás Oyarce

Sonido: Enrique Bellande.

Duración: 94 minutos

Elenco: Valentina Bassi, Jorge Sesán, José María Marcos, Gastón Salgado y Germán de Silva.