CINE: AMORES FRÁGILES

Adaptación del libro homónimo, Amantes que no saben cómo estar en el mundo -tal la traducción del título original en italiano- es un film que lleva la impronta de su desorientada protagonista femenina. Escrita y dirigida por la también novelista italiana Francesca Comencini, la película combina elementos de la comedia romántica con otros propios del drama y una fuerte carga erótica para contar la historia de una pasión más cercana a la obsesión que al amor. Discursiva pero con marcada comicidad, sobre todo alrededor de su figura femenina; feminista en sus planteos, pero con contradicciones que invitan a la reflexión; con personajes sólidos aunque, en ocasiones, insondables y un relato original en el que no faltan, sin embargo, los clichés propios del melodrama romántico (la lluvia; la casita en la montaña, rodeada de flores; la chimenea). Amores frágiles no termina de amalgamar todas las vertientes que pretende hacer confluir. El relato naufraga en sus propias contradicciones.

Claudia y Flavio han confrontado como profesores universitarios e intelectuales con posiciones opuestas, pero también se han amado intensa y conflictivamente. Ahora la historia ha terminado, aunque Claudia se obstine con firmeza en recomenzarla. Él dio vuelta la página, iniciando una relación con una mujer más joven; ella intentará transitar otro camino con una estudiante. Algo, sin embargo, parece inconcluso entre ellos. ¿Habrá alguna nueva posibilidad para los amantes?

Llevada por las exageraciones propias del carácter de su protagonista femenina –y feminista- y algunas exacerbaciones del relato que buscan el costado cómico de la historia, Amores frágiles, por momentos, se convierte en la parodia de sí misma. En algún punto, por la propia desorientación que plantea el universo ficcional, pero también por el modo elegido para relatarlo, al espectador se le hace difícil comprometerse con la historia de la pareja. Se ríe, concuerda o no con los planteos, pero no termina de entrar en el universo que se le propone.

Entre la nostalgia y la crítica, Francesca Comencini -hija del recordado director de Pan, amor y fantasía (1953)- no logra plasmar una historia interesante.

TRAILER3·

FICHA TÉCNICA

Amores Frágiles  (Amori che non sanno stare al mondo, Italia, 2017)

Guion: Francesca Comencini, Francesca Manieri y Laura Paolucci

Dirección: Francesca Comencini

Dirección de Fotografía: Valerio Azzali

Edición: Ilaria Fraioli

Duración: 91 minutos

Elenco: Lucia Mascino, Thomas Trabacchi, Valentina Bellè, Iaia Forte y Carlotta Natoli