CINE: EL ACOSO

ESTRENO 9/01/2020

Por El espectador compulsivo

El cine israelí, al menos el que llega hasta aquí, tiene, a menudo, una profundidad moral inusual en los conflictos que plantea. Una vuelta de tuerca más, que no es sólo narrativa, sino, fundamentalmente, existencial. Esto sucede también con este film sobre el acoso laboral en el que la directora y co-guionista Michal Aviad aborda con inteligencia y finura un tema de múltiples aristas desde una perspectiva si se quiere feminista, pero sobre todo, desde una que no desdeña una complejidad que va más allá del hostigamiento de quien detenta el poder y el miedo a perder el trabajo de quien lo padece. Una apuesta a la sutileza en un crescendo que abreva por igual en la vida laboral y familiar de la protagonista.

Orna, esposa y madre de tres niños pequeños, decide incursionar en un nuevo trabajo para ayudar a la economía familiar, debilitada por el reciente emprendimiento de su marido, un chef que ha abierto su propio local hace solo tres meses. Hasta que éste se estabilice, pero, también, porque la seduce la idea de una actividad que desconoce y le plantea múltiples desafíos, decide postularse para un puesto en una importante inmobiliaria dedicada a la venta de departamentos de lujo, principalmente, para extranjeros. A pesar de su falta de experiencia, consigue el puesto con cierta facilidad y comienza a desenvolverse en él con llamativa solvencia. Sin embargo, pronto descubre que, tras la aparente amabilidad de su jefe, quien le dio desde el inicio la posibilidad de destacarse y ascender, se esconde alguien propenso a conductas impropias, al principio muy sutiles, pero que paso a paso se convierten más claramente en acoso. El modo en que Orna lidia con una situación ambigua pero que cada vez la violenta más es el meollo de un relato que co-escriben Sharon Azulay Eyal y Michal Vinik, junto a la propia realizadora.

Los límites, a veces difusos, que separan los gestos aceptables de los impropios en una relación laboral; el lugar de la mujer en un mundo manejado por hombres; la dificultad para ellas de lidiar con los dos frentes que representan las responsabilidades en el trabajo y en el hogar, son algunos de los conflictos que el film plantea con trazos delicados, dejando de lado cualquier golpe bajo, moviéndose entre detalles para pintar con colores suaves, pero con innumerables matices, las dudas y el íntimo padecimiento de la víctima; el sentimiento de culpabilidad (propio de este tipo de relaciones abusivas) que acompaña la necesidad de sobrellevar una situación injusta, pero en ocasiones –muchas, las más- difícil de combatir.

En un momento en el que la violencia sobre la mujer –de todo tipo, física y simbólica; en el ámbito laboral y en el familiar; desde la violación hasta el más sutil menosprecio, pasando por toda la amplia gama de agresiones que diariamente padecen en alguna forma- es la preocupación central de un movimiento de empoderamiento cada vez más potente y extendido, el film de Michal Aviad viene a poner su granito de arena en la visibilización de un conflicto –frontal con el poder masculino, pero mucho más complejo en la propia intimidad de la víctima – muchas veces banalizado.

 

TRAILER

FICHA TÉCNICA

El acoso (Isha Ovedet, Working Woman, Israel, 2018)

Dirección: Michal Aviad

Guion: Sharon Azulay Eyal, Michal Vinik, Michal Aviad

Produción: Amir Harel, Ayelet Kait

Dirección de Fotografía: Daniel Miller

Edición: Nili Feller

Dirección de arte Eyal Elhadad

Diseño de sonido: Aviv Aldema

Elenco: Ben Shlush, Menashe Noy, Oshri Cohen, Irit Sheleg, Dorit Lev-Ari