ARTES ESCÉNICAS: MUERDE, de Francisco Lumerman

TEATRO EN CASA: CUANDO EL TALENTO HACE EL MILAGRO

Un debate que insistentemente trajo a la palestra este tiempo de confinamiento es en qué medida un teatro que llega al espectador en forma virtual es “teatro”. Por supuesto, no es “ese” teatro al que estamos acostumbrados, ese en el que coexisten los cuerpos de actores y público, pero distintas experiencias virtuales, logradas en mayor o menor medida, demuestran que es posible pensar otras formas artísticas -diferentes del audiovisual propiamente dicho- que se le asemejan mucho. MUERDE es uno de los mejores ejemplos de que, cuando el talento es grande, poco importa el medio que permita llegar al espectador: la obra en directo y el posterior encuentro con los protagonistas hacen el milagro y allí estamos, compartiendo un hecho único, que tiene lugar en dos países simultáneamente (Perú y Argentina) y nos conmueve de la misma, intensa, forma.

Muerde es un thriller en solitario, casi un policial, narrado en primera persona, a lo largo del cual su protagonista –René– intenta averiguar de dónde provienen sus heridas, mientras que su silencioso pasado, la mujer que ama y los dolores que ha ido acumulado, lo acechan desde todas las palabras que calló y ahora dice, tratando de hallar una explicación al río de sangre en el que se encuentra.

Hay algo feroz en este texto escrito y dirigido a la distancia por Francisco Lumerman, texto que interpreta magistralmente Alfonso Dibos, un actor extraordinario, todo un descubrimiento para el público argentino. Se trata de poner en palabras aquello que, en algunos casos, no termina de comprenderse bien: la propia identidad, el derecho a tener voz y un lugar en el mundo; la posibilidad de ser amado y respetado, y su carencia. MUERDE plantea un viaje a la intimidad de un ser marginado: un viaje cruel que va de la inocencia a la ignominia, y aunque su autor vea en la obra “una historia de amor”, la pieza habla igualmente (o, quizás, con más fuerza) del desamor y sus consecuencias; de los seres invisibles (en realidad, invisibilizados) que nos rodean, y el trágico destino de abrirse paso a tarascones. Porque, en definitiva, ¿qué es lo que nos hace realmente humanos si no es la mirada y el reconocimiento de los otros como un par?

Premio de Dramaturgia del Fondo Nacional de las Artes 2017 en segundo lugar 

FUNCIONES: MUERDE se puede ver en vivo todos los viernes a las 22.30 hora argentina, a través de la plataforma TEVI . Acceso y entradas por Alternativa Teatral

http://www.alternativateatral.com/obra72170-muerde

FICHA TÉCNICA

Dirección y dramaturgia: Francisco Lumerman

Actúa: Alfonso Dibos

Dirección visual: David Algar

Asistente de dirección: Camila Santo

Diseño de maquillaje: Danna Ben Haim

Diseño gráfico: Carla Valdivia

Fotografías: Fernando Castañeda

Producción en Argentina: Zoilo Garcés

Producción general: Alfonso Dibos y Lucía Caravedo