TEATRO: CUERPO, EN EL PATIO DEL ALJIBE DEL C.C. RECOLETA

UN MARCO INCREÍBLE PARA UN ESPECTÁCULO CONFUSO

“No me reí”, dice la muchacha a su pareja, mientras buscamos, bajo las palmeras, el portón de salida del Centro Cultural Recoleta. “No me causó gracia. ¿Me tengo que reír de todo?”, la escucho y, por primera vez me pregunto si el show de Marcelo Savignone pretendía ser cómico; si buscaba como meta final esas risas que pálidamente llegaron a producirse en algún momento. Es cierto que el despliegue corporal, propio del clown, transita ese carril, pero desde ya, esa vertiente entra en absoluta contradicción con, por ejemplo, la clase sobre la filosofía de Spinoza que constituye gran parte de un espectáculo que apela, también, a la auto-referencialidad.  ¿Será que, como cuenta él mismo al principio de la obra, simplemente idea que se le ocurre, idea que utiliza en el escenario?

Uno de los momentos más bellos del espectáculo

Según el actor, a cargo también de la dramaturgia, CUERPO  “es una indagación escénica sobre la filosofía práctica de Spinoza. Un cuerpo que se mueve y acciona atravesado por pasiones y afectos, deja de lado el bien y el mal y se introduce en lo que es bueno o malo para sí. La sombra de un cuerpo que padece en contraposición a uno que acciona. Cuerpo, espacio vacío, luz conforman este dispositivo para la des/composición de relaciones en escena”. Pero, claro, no siempre aquello que inspira un espectáculo es lo que queda plasmado en el resultado: puede haber una gran variedad de pasiones y afectos, no todos terminan siendo interesantes en escena. Sería injusta si no dijera  que, desde lo corporal, se logran buenos momentos (¿y cierta comicidad?) y las canciones –sobre todo algunas- son un ingrediente atractivo, pero la mezcla, algo desconcertante, de recursos e intenciones, géneros y registros, no resulta efectiva, quizás por incongruente. No obstante, hay segmentos destacables por su belleza.

Renglón aparte merece el espacio y su utilización. El Patio del Aljibe ha sido transformado en un excelente anfiteatro, muy bien equipado con luces, escenario y escenografía, más allá del marco natural que aportan las palmeras, los murales y el pedacito de cielo que se puede ver y es un espectáculo en sí mismo, sobre todo en la función de las veinte horas, con todos los colores del ocaso. Es para disfrutar y otorga un plus a todo aquello que suceda sobre el escenario. Para tener en cuenta para futuras presentaciones.

Las funciones de CUERPO tuvieron lugar los miércoles 27 de enero y 3 de febrero a las 20 y 21.30 en el Centro Cultural Recoleta. Fueron gratuitas.

 

FICHA ARTÍSTICO-TÉCNICA

Dramaturgia, dirección e interpretación: Marcelo Savignone

Asesoría artística: Viviana Iasparra

Iluminación: Nacho Riveros

Música original: Luis Sticco

Realización del muñeco: Andrea Suárez

Fotografía: Cristian Holzmann)

Este proyecto formó parte de las Residencias para la Creación de Prodanza (Instituto para el Fomento de la Actividad de la Danza no Oficial de la Ciudad de Buenos Aires) y fue parte de la programación del Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA 2020).