TV ON DEMAND: THE DROWNING

UN THRILLER APASIONANTE

Aunque sus premisas de base ya han sido transitadas más de una vez por el género –una mujer que cree recuperar a su hijo dado por muerto-, THE DROWNING (El ahogamiento, en castellano) se impone como una original y contundente pieza de suspenso, no solo por cómo mantiene la tensión de la trama, con recursos audiovisuales genuinos y una eficaz dosificación de la información, sino por su veta dramática: aquella que nos acerca a una mujer en la que el dolor hace estragos al no poder cerrar su duelo. Es este dolor universal ante la pérdida que no puede procesarse -sentimiento que la serie explora desde diversos ángulos- el que le da una hondura significativa, convirtiéndola en una producción sobresaliente, a pesar de ciertas fallas en el verosímil.

 Hace casi diez años, Jodie (Jill Halfpenny) perdió a su hijo pequeño, durante una reunión familiar a orillas de un lago, cuando ante un descuido de todos, el niño desapareció. Aunque nunca pudieron recuperar su cuerpo, las autoridades determinaron ahogamiento y cerraron  el caso. Desde entonces, Jodie ha tratado en vano de reconstruir su vida, pero, a diferencia de lo que aparentemente le sucede al resto de su familia, le ha sido muy difícil seguir adelante, quizás porque nunca perdió las esperanzas de recobrar a su hijo. Un día, por casualidad, el destino parece darle la razón al toparse, camino al trabajo, con un chico cuyas señas coinciden exactamente con las que debiera tener él, tomando en cuenta que ahora tiene catorce años. Convencida de que Daniel es en realidad Tom, la mujer se irá instalando de a poco en su vida, dispuesta a vencer cualquier obstáculo.

The Drowning 3

Jill Halfpenny as Jodie, Cody Molko as Daniel – The Drowning _Season 1, Episode 2 – Photo Credit: Bernard Walsh/AcornTV

La serie es muy breve: consta solo de cuatro capítulos de cuarenta y cinco minutos, que se han dado en su país de origen – el Reino Unido- en cuatro jornadas consecutivas, en febrero de este mismo año. Se trata de una realización muy cinematográfica, en la que no se escatimaron recursos como la filmación con drones o el uso de steadycam, dispositivos que permitieron el registro en grandes escenarios abiertos, dando por resultado escenas espectaculares, como las del lago o la persecución de Ade, para nombrar solo algunas. De todas formas, el hilo narrativo no apuesta a la espectacularidad, sino más bien a la intimidad que se teje alrededor de personajes bien delineados, como el de la madre, su exesposo, su nueva mujer (íntima amiga de Jodie) o el padre de Daniel. Como en todo relato en el que se trata de resolver un misterio, THE DROWNING invita al espectador a levantar hipótesis acerca de cuál es la verdad de la historia: quién miente, qué pasará a medida que se complica la trama, o, más simplemente, si Daniel es el hijo que perdió Jodie o no. Lo interesante en este caso es que estas hipótesis se multiplican hasta el mismísimo fin del cuarto episodio, lo cual no es tan habitual.  

the drowning

Por lo demás, la serie no solo ahonda en el drama de Jodie, en su necesidad de una prueba contundente que le permita cerrar esa parte de su vida, aunque perdure el dolor, sino también en otras pérdidas parecidas, como la de la madre de Daniel, cuya historia silenciada sigue abierta y operando en el muchacho y en su padre.

THE DROWNING se puede ver en ACORN TV, una plataforma al estilo de Netflix que presenta series de alta calidad, producidas en Gran Bretaña y otros países angloparlantes, poniendo a disposición nuevo contenido cada semana. Se accede a través de su página, por Internet.