CINE: UNA MUJER EN LLAMAS

UNA PELÍCULA QUE ES UN CUADRO (EN REALIDAD, VARIOS)

Estreno 21/10/21

Algún desprevenido podría pensar a priori que el film  dirigido por Céline Sciamma es una película “de mujeres”, ya que tanto la realizadora como sus tres protagonistas exclusivas, lo son; e, incluso, posee la temática, predominante sentimental, que, en general, es atribuida a ese tipo de cine, considerado desde hace algunas décadas un género (aunque hoy día en cuestión). Nada más distante, sin embargo, a esa clasificación que esta joyita en la que se aúnan forma y contenido en pos de una belleza fuera de lo común, sin caer en el vano esteticismo o la superficialidad de la historia. Si el espectador es un apasionado de la pintura, tiene con UNA MUJER EN LLAMAS una cita ineludible y, si no, encontrará en el film una fábula apasionante, contada a través de un relato de época elegante e intenso.

mujer en llamas

Bretaña francesa, alrededor de 1770. Marianne (Noémie Merlant) es una pintora que debe realizar el retrato de presentación de Héloïse (Adèle Haenel), una joven que acaba de dejar el convento, para ser prometida en matrimonio. Héloïse no acepta su destino como mujer casada y se niega a posar, por lo que Marianne debe trabajar en secreto. Para ello, se hace pasar por dama de compañía, para poder así observarla de día y pintarla de noche. Su relación se vuelve más cercana a medida que comparten juntas los últimos momentos de libertad antes de la boda.

Sciamma se acerca a sus personajes –los dos principales, junto a otro par, más secundario (la madre de la muchacha prometida y la criada de la casa)- con primeros planos que ponen los cuerpos –los reales y los pintados- en una cercanía que permite escrutarlos en detalle en su materialidad, pero, también, en las emociones que transmiten. Rostros expresivos y miradas que delatan sentimientos contenidos componen los retratos que van hilvanando la historia lentamente. La realizadora delinea su relato del mismo modo que la pintora de su ficción va dando forma a sus pinturas: trazo por trazo, prestando especial atención a la luz. Colabora en esta cuestión el hecho de que todavía en la época no haya habido electricidad, así como tampoco había fotografía: toda imagen provenía de la pintura y toda iluminación de velas y lámparas de aceite, una iluminación por demás expresiva, que la directora sabe aprovechar muy bien.

No obstante su evidente búsqueda estética, el film está lejos de una fría muestra de pericia. Sciamma sabe construir climas y despliega un candente erotismo, incluso con una breve, pero muy explícita, muestra de la cópula (un sobresaliente primer plano que sorprende). Sus personajes tienen una química que traspasa la pantalla y vuelve sólida la historia, aun antes de que los personajes expresen cabalmente sus sentimientos y deseos. Por lo demás, detrás de la anécdota principal y la galería de retratos que el film propone, está el tema del significado de éste en la época y las convenciones a tener en cuenta al momento de perpetuar una imagen en la tela, cuestión que el film pone de manifiesto, contraponiéndola a lo que podría llamarse el espíritu del artista o el signo de su estilo.

El film, que iba a estrenarse en marzo del año pasado, ha ganado numerosos premios: FESTIVAL DE CANNES: MEJOR GUION; PREMIO LUMIERE: MEJOR ACTRIZ, Noemi Merland; GLOBOS DE ORO: NOMINADA MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA; PREMIOS BAFTA: NOMINADA MEJOR PELÍCULA EN HABLA NO INGLESA; CRITICS CHOICE AWARDS: NOMINADA MEJOR PELÍCULA DE HABLA NO INGLESA; PREMIOS GOYA: NOMINADA MEJOR PELÍCULA EUROPEA

4.12TRAILER
https://www.youtube.com/watch?v=-tHkyOFu5ac&t=5s

 

FICHA TECNICA

Retrato de una mujer en llamas, Portrait de la jeune fille en feu, Portrait of a Lady on Fire, Francia 2019

Guion y Dirección: Céline Sciamma

Edición: Julien Lacheray

Música: Para One, Arthur Simonini

Dirección de Fotografía: Claire Mathon

Duración: 120 min

ELENCO: Noémie Merlant, Adèle Haenel, Luàna Bajrami, Valeria Golino, Christel Baras, Cécile Morel, Armande Boulanger, Michèle Clément