CINE: BURIED ALIVE, EN BAFICI

SECCIÓN DAVID FISHER

Israel, 1996, 67’

El film es uno de los siete que conforman la sección dedicada al director. La colección va de 1996 (Buried Alive) al más reciente, de 2021, lo que permite hacerse una buena idea de su obra. Lo primero que hay que destacar de esta producción, hablada en hebreo, es la pobreza de los subtítulos, que registran apenas una parte de todos los diálogos, con lo cual el espectador se pierde mucho detalle. No obstante, es fácil seguir la trama y sumergirse en la intriga que toma la forma de una investigación cuasi detectivesca. Por más que no hay nada en la película muy por fuera de la tradición más canónica del documental, la construcción del relato como una búsqueda que liberará finalmente a una mujer de mediana edad de los lazos legales que todavía la unen a su marido, desaparecido veinte años atrás logra involucrar al espectador, que se plantea quién tiene la verdad y por qué la esconde. Una historia con visos de tragedia que conmueve sin sentimentalismos.

FUNCIONES: presencial Martes 26 de abril 15.00 h | Sala Leopoldo Lugones – Complejo Teatral Buenos Aires

ONLINE: hasta el 5 de mayo a las 14 aprox.

buried alive