TEATRO: DESHONRADA, de Gonzalo Demaría

FANNY NAVARRO, “EL DOBLE DE EVITA”*

El estreno de una obra de Gonzalo Demaría es siempre un acontecimiento teatral. Él está, sin duda, entre los mejores (y más complejos) dramaturgos argentinos contemporáneos. A uno puede impactarle más o menos una obra, encontrarla más o menos afín a su “sensibilidad” estética, pero nunca va a estar frente a algo que -de alguna forma- no lo movilice, algo que no lo haga pensar. Con sus textos y sus puestas pasa como con los Copi [1]: hay tanto para reflexionar, tanto para percibir y para decodificar, que el espectador puede llegar a irse de la sala quizás turbado, pero nunca incólume. Otro tanto sucede con Alfredo Arias, director de esta pieza, pero también dramaturgo y actor. Ambos son artistas con mayúsculas; entonces, es lógico que Deshonrada, la obra que el primero escribió y el segundo dirige, sea una propuesta sumamente atractiva.

deshonrada

La obra -especialmente escrita para los actores que la protagonizan, la excelente Alejandra Radano y Marcos Monte- propone un encuentro entre una actriz maldita por haber pertenecido al Régimen depuesto (Fanny Navarro, peronista en la cima de su carrera, repudiada después) y el Capitán Gandhi, un loco encargado de interrogarla con fines desconocidos para una oficina gubernamental igualmente ignota. Es la época de la Revolución Libertadora y, tras el clima onírico que plantea la pieza, con sus arquetipos bien definidos en blanco y negro, el enfrentamiento es harto conocido para los argentinos: se trata de la propia “mitología nacional”.

Mucha historia y muchas historias se entretejen en Deshonrada, un drama que su propio autor define como “para y sobre actores”. Gonzalo Demaría es, además, historiador e investigador, y se nota, si bien este conocimiento en algunas escenas no termina de obrar a favor. La gran cantidad de elementos textuales heterogéneos –citas, datos, diálogos entre los personajes- en ocasiones no acaba de amalgamarse en un todo armónico, resultando, de todas formas, siempre interesante.

La puesta de Alfredo Arias utiliza al máximo las potencialidades que la sala AB del Complejo Cultural San Martín posee, con su enorme espacio, su pantalla y los focos a la vista. El juego con las luces es sumamente significativo y estéticamente poderoso, al igual que el vestuario y el uso del blanco y negro como únicos colores de la escena. El realizador remarca el distanciamiento que, de alguna manera, también propone el texto,  a través de los movimientos de los personajes y cierto carácter ceremonial del encuentro. No obstante, la figura de Fanny es sumamente conmovedora, decididamente humana en su encrucijada.

deshonrada 2

Una mujer sola, humillada, protagonista involuntaria de los momentos más trascendentales de su tiempo, se debate entre el temor y el desconcierto ante un enemigo que busca su aniquilación. Con ella trae parte de nuestra historia para ser revisitada. Vale la pena.

Imperdible Alejandra Radano cantando.

Funciones: Miércoles, jueves y sábados a las 20.30h

——————————————————————————————————————————————–

Otras obras del mismo autor:

LA MAESTRA SERIAL CLICKEAR AQUÍ

CONURBANO I CLICKEAR AQUÍ

LA OGRESA DE BARRACAS CLICKEAR AQUÍ

———————————————————————————————————————————————

FICHA TÉCNICA

Autor: Gonzalo Demaría

Director:Alfredo Arias

Productor: Alfredo Arias y Groupe TSE

Espacio escénico: Alfredo Arias

Música: Diego Vila

Vestuario: Pablo Ramírez

Iluminación: Gonzalo Córdova

Fotografía: Gustavo Di Mario

Elenco: Alejandra Radano y Marcos Monte

 * Declaraciones de Alfredo Arias.

[1] La comparación aquí, quizás, pueda parecer arbitraria, pero en lo personal se justifica porque en mi particularísima catalogación ambos pertenecen al rubro “te dan para que tengas”, expresión poco académica que, sin embargo, pinta con la fuerza del lenguaje coloquial esa sobreabundancia a la que quise referirme.

Anuncios